Estrenos frustrados


Apenas tres centésimas le dieron a Telecinco en enero su liderazgo sobre Antena 3. Con medio febrero ya tachado en el calendario, la ventaja sigue siendo muy estrecha. Un programa mejor o peor colocado en la parrilla, una película de éxito emitida un día u otro pueden decidir quién viste a final de mes el maillot amarillo de las audiencias.

En esa tensa partida de póker, las cadenas fueron de farol esta semana al prometer al espectador dos grandes estrenos televisivos y abortar después el despegue hasta nuevo aviso. Con la antelación reglamentaria, Telecinco había anunciado para el miércoles el arranque de su serie La verdad; Antena 3, el de la película Palmeras en la nieve. Pero lo hicieron con los rodeos necesarios (La hora de..., La noche de...) como para poder elegir a última hora entre emitir todo el contenido o un simple avance de relleno. El miedo al fracaso les hizo optar por la segunda opción. El espectador revivió así los viejos tiempos en que la contraprogramación era diaria y los actores, que habían promocionado la serie entre sus fieles de las redes sociales, acabaron sonrojados y pidiendo perdón.

En un nuevo envite al adversario, mañana Telecinco estrenará por sorpresa La Voz Kids. No sorprende que el goteo de espectadores hacia el consumo a la carta sea progresivo.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Estrenos frustrados