Saga Noren, esa mujer


Es difícil seguirle el ritmo a tanta serie, una va abriendo capítulos, cerrándolos y acaba por elegir aquellas que son esenciales. Esta lo es. Me habían recomendado El puente, pero solo ahora he podido sumergirme en esta ficción de culto, imprescindible, que merece la atención por su magnífico guion (arranca con un cadáver justo en la frontera del puente que separa Dinamarca y Suecia) y por sus dos protagonistas: los detectives Martin Rohde y Saga Noren. Dos personalidades contrapuestas que convencen desde la primera escena y que arrastran al espectador a querer hurgar en sus vidas, más allá del caso. En ese contexto frío y de incomunicación, la relación de los dos personajes se revela necesaria por su choque brutal en el que destaca Saga Noren, interpretada por Sofia Helin. Saga es literal, no sonríe, no empatiza, no es capaz de socializar, su cabeza no atiende a matices, sin embargo quizás por todo eso se hace vulnerable para un público que se ha rendido a esta mujer de aspecto androide pero realmente humana. Saga pertenece ya a ese grupo de heroínas que nos llenan la vida, como Carrie Mathison en Homeland, Sansa Stark en Juego de Tronos o Skyler White en Breaking Bad. Hay muchas razones para ver esta serie, empezando por su hipnótica banda sonora (Hollow Talk, de Choir of Young Believers), y otras exquisiteces. Aún es invierno y hace frío. Crucen El puente.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Saga Noren, esa mujer