Guía de la perfecta víctima

.

Estamos confusos. Deberían repartir un manual de protocolo. Cómo comportarse ante cinco tipos que quieren sexo a toda costa dentro de un portal. Tendrían que repartir una guía. Un texto que recomiende emitir un comunicado previo en el que conste por escrito la palabra «NO». Así, en mayúsculas. Que aconseje elaborar una instancia formal pidiendo al grupo amenazante que, por favor, deponga su actitud. Que recuerde que el temple es básico: no precipitarse; organizarse como cuando se ensaya una situación de emergencia; proceder de forma lógica mientras las hienas se abalanzan. Que plantee ejemplos prácticos: cómo actuar ante un oso pardo (aunque quizás no es el mejor caso, porque algunos recomiendan tirarse al suelo y hacerse el muerto). Si la víctima entra en estado de shock, pues es su problema.

En la jungla hay que saber comportarse. Que para algo ella es el ser humano en pleno uso de las facultades y los otros, La Manada. Un poco de cabeza, que ellos van a lo que van y están en su derecho... Y si a la pobre le pasa como a Nagore, aquella estudiante de 20 años a la que mataron una noche de San Fermín por resistirse, pues mala suerte, pero al menos habrá caído con honor. No como otras. No como tantas...

Para saber más

 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Guía de la perfecta víctima