Así será el futuro


Automoción. Ni vamos a conducir coche, ni vamos a tener coche. Los problemas del automóvil autónomo son más legales que tecnológicos. Este tipo de vehículo tendrá accidentes, pero menos que los manejados por humanos. Pagaremos por su uso, incluso por horas, y algunas compañías ya lo están haciendo.

Seguros. ¿Por qué pagar si el coche está parado gran parte de la semana? Pagaremos en función del tiempo o del estilo de conducción, y estos datos estarán a disposición de las compañías gracias a los sensores instalados en el coche.

Finanzas. La tarjeta de crédito somos nosotros. Pagaremos sin el smartphone, el TPV verá nuestro iris o nos hará una pregunta, nos detectará y cargará el importe del artículo en nuestra cuenta. Ya está empezando: Amazon quiere ser banco y Facebook también.

Salud. Pastillas con un sensor que informa a través de una app que las hemos tomado (se disuelve posteriormente en nuestro cuerpo). No es ciencia ficción: ya hay sensores bajo la piel que dicen a los diabéticos su nivel de glucosa; se puede imprimir órganos y alimentos con impresoras 3D; y la gestión hospitalaria de pacientes se hace a distancia, poniéndoles una simple pulsera y mandándoles al domicilio.

Entretenimiento. Cada vez más volcado en las plataforma de streaming y las redes sociales. OT ha vuelto a ser un formato de éxito porque han sido capaces de mover el programa a lo digital.

Alimentación. Los artículos del supermercado tendrán etiquetas inteligentes, para salir con el carrito directamente sin pasar por caja. Las pantallas de los restaurantes de comida rápida, como McDonald’s, ya crean patrones de uso y recuerdan lo que tomamos la última vez.

Educación. La formación reglada va a existir siempre y será complicado sacar un título de Medicina o Ingeniería por Internet. Pero para la formación continua habrá (hay ya) mucha formación on-line barata. Eso sí, como en todo lo anterior, la economía del todo gratis no existe: o nos lo cobran después o pagamos con nuestros datos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Así será el futuro