Torra, el alumno aventajado


Seamos claros, aunque ello conlleve ser políticamente incorrectos. Quim Torra es un mandado que ha llegado para recordar lo que en su día propuso e hizo Puigdemont. Nos ha dicho, punto por punto, lo que ya sabíamos porque nos lo había repetido hasta la saciedad el fugado y lo ha hecho con una sonrisa y en un tono cordial. Pero en el fondo el discurso no varía ni un ápice del de su patrón. 

Si Torra no hablase por boca de Puchi no habría resucitado la república para todos, la asamblea de electos, el consejo de la república, ni las dieciséis leyes anuladas por el Constitucional. Si tuviese capacidad de decisión, quizás no habría considerado a Puigdemont el presidente legítimo, ni se mostraría leal al mandato derivado del referendo, o lo que fuera, del 1-O. Pero no lo evitó y marcó con claridad y decisión el camino de lo que va a ser su presidencia tutelada. Sin tapujos. Provocando y generando tensión; como hizo el líder de la revolución de los señoritos, ahora de excursión por Europa.

Cansados como estamos de que otros líderes políticos hagan promesas que jamás cumplen, sabemos que Torra no traicionará su palabra. Ni la de Puchi, a quien sirve. Y que a más o menos velocidad, irá dando los pasos necesarios para cumplir con sus propuestas. Ahora ya sabemos que ni un titubeo; que si alguien creía que la fuga de Puchi, el encarcelamiento de otros líderes y el control de Cataluña supondría un tiempo nuevo, se equivocaba. Se mantiene la situación tal cual estaba antes de las elecciones del 21 de diciembre.

Y una vez que corroboramos por boca del delegado del president fugado lo que va a acontecer antes o después, cabe preguntarse cuál va a ser la decisión que adopte el presidente Rajoy. ¿Está dispuesto a iniciar un diálogo que calme las ansias independentistas? Cuando ayer habló en Segovia de entendimiento y concordia, ¿estaba pensando en permitir un referendo? ¿Será capaz de frenar a Rivera que lo que busca es más leña al fuego?

Hoy sabemos lo que va a hacer Quim Torra, que se ha revelado como un alumno aventajado. Desconocemos lo que hará Rajoy. Que tampoco es una novedad.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Torra, el alumno aventajado