En España, quien la hace, la paga


Muchos pensaban que el cuñado del rey, Iñaki Urdangarin, jamás ingresaría en prisión y se equivocaron. Afortunado de que así haya sido es Felipe VI, pues de no haberse desarrollado de esta forma los hechos, no le hubiera quedado otra que hacer las maletas e imitar a su bisabuelo Alfonso XIII en 1931. La monarquía se ha garantizado su continuidad por una temporada. 

España no es monárquica. En su momento fue juancarlista, pero el rey emérito ya es pretérito imperfecto. Recién salidos de una dictadura, el accidentalismo pudo tener su razón de ser. Hoy ya no. De la misma manera que el pueblo elige a quién debe presidir el Gobierno de España, debe también poder elegir al jefe del Estado. No es de recibo que el rey lo sea porque en 1700 su antepasado Felipe V inaugurara la Casa de Borbón en nuestro país. 

No obstante, todos debemos estar satisfechos. En modo alguno por el ingreso de Urdangarin en prisión, pues siempre es motivo de tristeza que unos hijos tengan que asistir a tan vergonzante episodio. Nuestra alegría responde a la tranquilidad que da vivir en un país en donde quien la hace, la paga con independencia de quién sea tu suegro o tu cuñado.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

En España, quien la hace, la paga