Atlas youtuber


Mientras los aficionados iban digiriendo resultado del partido de España contra Irán en el Mundial (antes de saber lo que iba a pasar en el encuentro ante Marruecos), medio tuiter se partía con que Salvador Raya se ganara una partida final del Fornite a Lolito en el torneo Gamergy organizado por El Rubius. No se sienta mal si ninguno de los protagonistas le suena mucho, aunque quizá debería en el futuro. Este encuentro de youtubers, la mayoría de ellos con vídeos enfocados a la retransmisión y comentarios de videojuegos, tienen una audiencia masiva (quizá masiva es decir poco) en un público muy joven, a veces pre adolescente. Y está bien que sea así, hasta que se cruzan mensajes que sí pueden ser preocupantes.

Lolito es uno de los campeones de referencia del Fornite, que es un juego sin mucha sustancia pero que está en la cresta de la ola, así que la recaudación que está logrando con las visitas a su cuenta de Youtube seguramente tengan un reflejo igual de grande en la mucho más interesentante cuenta bancaria. Y he aquí que, visto el talonario, a Lolito le pareció que el fisco le llevaba un porcentaje demasiado alto de lo que con tanto sudor logra sentando en una silla de oficina especialmente acolchada para pasar muchas horas delante del ordenador sin lesiones lumbares; así que anunció que se marcha a Andorra con la intención de pagar muchos menos impuestos porque «España me ha dado muy poco» y, al fin y al cabo «yo no he ido al instituto prácticamente».

No es el único, además de Lolito ha sido otros cuantos youtubers los que han anunciado con gran dramatismo su exilio al Pirineo. El conocido como @TheShooterCoC anunció su solidaridad total con esta «Rebelión de Atlas» youtuber, al peor estilo de Ayn Rand (que tenía una forma muy retorcida de entender el mundo) y nos dejó otro vídeo en el que se lamentaba de que a la hora de ser atendido en un hospital no tenía «ninguna ventaja», que es que le trataban igual que «alguien que paga cinco veces menos». 

Me preocupan muy poco los afanes de Lolito y ShooterCoC, a los que deseo mucha suerte para que cuando ya nadie recuerde el Fornite dentro de cinco o seis meses, hayan encontrado otro chiringo del que obtener alimento. Les deseo lo mejor para que no contraigan una enfermedad realmente grave en Andorra y se encuentren que, como es al uso, tienen que ser trasladados de urgencia un hospital español, donde hay un sistema de servicios sociales público, hecho y derecho, sostenido por millones de personas que no se escaquean de financiarlo y gracias al sudor del curro de verdad, sin sillones cómodos. Buena suerte. 

Pero me consta que son millones de chavales los que ven esos vídeos, que son audiencias que se escapan a las mediciones convencionales, y que los adultos en su mayoría ni siquiera saben que existen, no sabrían ni encontrarlos, y no conocen la ponzoña ideológica que les están metiendo a sus hijos por los auriculares. 

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

Atlas youtuber