Hablar de discriminaciones es no saber ni entender qué es la violencia de género


Es «insultante» que en el siglo XXI no se sepa lo que es violencia de género, y que se pretenda confundir a la sociedad con un tema tan serio.

Cuando en una sola década la cifra de asesinadas por sus parejas asciende a más de 900 mujeres, no es difícil entender que en estas, las relaciones de poder tienen como víctima a un género, el femenino, y no al otro. Y, precisamente, debido a estas cifras y para frenar su goteo incesante, se creó la Ley Integral de Violencia de Género. Tarde, pero se creó.

Al igual que en el código penal existe un tipo penal de actos racistas y xenófobos para condenar clases específicas de delitos, se creó también el tipo penal con connotación de «género». Si se hizo así no fue por gusto, capricho o por una confabulación judeomasónica odiahombres, sino porque las asesinadas somos mujeres en una proporción vergonzosa.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Hablar de discriminaciones es no saber ni entender qué es la violencia de género