¿Anuncios en Netflix?


La calidad de su streaming y la inclusión de contenidos propios que enganchan son dos razones de peso para que uno crea que merece la pena pagar por una plataforma como Netflix. La ausencia de publicidad, sin duda, es la tercera.

El mero hecho de abonar religiosamente el precio de la suscripción ha sido, hasta ahora y también para Netflix, un buen motivo para ahorrarnos esos molestos intermedios. Hasta ahora. Porque ha trascendido que la plataforma está haciendo pruebas para calzarnos anuncios entre capítulo y capítulo. Como si por permitirnos ver el episodio completo de una tacada -sí, eso a lo que creías tener derecho- estas nuevas interrupciones molestasen menos. No se tratará de anuncios comerciales al uso, dicen, sino que nos aparecían en contenidos que no les pertenecen para redirigirnos a sus producciones propias. Como si por eso fuesen menos comerciales.

Las reacciones negativas de aquellos a los que les afectaron estas pruebas, que por otra parte hay que decir que son las más frecuentes en las redes, no se han hecho esperar. Habrá que ver si Netflix decide dar este paso -¿al frente?- o si escucha antes de actuar. No sería el primer negocio que se muere del éxito de pensar que solo por ser líder en su sector tiene la inmunidad para hacer de su capa un sayo. Torres más altas cayeron...

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

¿Anuncios en Netflix?