Las pancartas virtuales de los avilesinos

La contaminación, el medio ambiente y el cuidado de los animales centran las reivindicaciones en la red

Contaminación en Avilés.Contaminación en Avilés
Contaminación en Avilés

Avilés

El medio ambiente, la contaminación y el cuidado de los animales son los asuntos que más preocupan a los avilesinos y que les hacen movilizarse para exigir a las autoridades que tomen medidas en el asunto. Al menos se movilizan en la red, sin necesidad de salir de casa y con la comodidad de expresar su indignación ante una situación determinada con un clic. Las reivindicaciones a golpe de ratón -o dedo en caso de dispositivos táctiles- están a la orden del día también en la comarca, donde en los últimos meses se ha pasado de las quejas pancarta en mano a las peticiones de firmas vía web o la creación de grupos en redes sociales para visibilizar problemas que, en su mayor parte, llevan tiempo estancados. Son los mismos por los que hace unas semanas un centenar de personas con sus mascotas protestó durante una mañana ante las puertas del ayuntamiento o por el que cada vez que la consejera de Medio Ambiente visita la ciudad un grupo de vecinos la reciben portando mascarillas.

La red aporta mucha mayor visibilidad que una protesta a pie de calle y eso lo saben aprovechar los grupos que promueven este tipo de iniciativas reivindicativas. De ese modo se explica que en menos de un mes más de 8.000 personas hayan firmado en Change.org para pedir que se ponga freno a la contaminación de benceno en la comarca, muchas más que el pequeño grupo que protesta en las visitas de María Jesús Álvarez. Su objetivo es alcanzar las 10.000 firmas y el próximo jueves presentarlas al departamento de Medio Ambiente del Principado y en el Ayuntamiento de Avilés. El Colectivo Ecologista de Avilés es el que promueve esta iniciativa y reconoce que la red les ha permitido dar a conocer unas reivindicaciones que ellos vienen haciendo desde hace 40 años. «Las redes sociales nos permiten agilidad, hacer a más gente partícipe y que noticias que no tienen acogida en medios tradicionales lleguen a la gente. Nos ha pasado que asuntos que no salen en los medios tienen un seguimiento de miles de personas en las redes», asegura su presidente, Fructuoso Pontigo.

En el caso de la contaminación, la red ha permitido que se conozcan sus denuncias, pero también que la gente tenga un mayor conocimiento en materia medio ambiental. «Tenían asumido que la contaminación en Avilés y en otros sitios de Asturias era algo a lo que resignarse, pero ahora ven que no se produce una mejora. Cada vez hay más datos y eso hace que la gente se sienta cada vez más preocupada», afirma Pontigo. En Facebook hay varios grupos preocupados por la contaminación en la comarca con casi un centenar de miembros, y páginas que cuentan sus seguidores por miles. La actividad se vuelve más intensa cuando se producen episodios preocupantes por un incremento de los niveles de contaminación, por encima de lo permitido, o la presencia de autoridades en Avilés, a las que alertan de como el pasado mes de mayo los niveles de benceno en la ciudad fueron «ocho veces más que en el resto de Asturias».

Reclamaciones con triunfo

Las reclamaciones medioambientales se centran en la actividad portuaria e industrial de la comarca, pero hay otras que tienen lugar a apenas unos metros de donde se realizan estos trabajos. La recuperación de las marismas de Maqua ha venido siendo una reivindicación desde hace años por parte de colectivos medioambientales. En su caso la iniciativa en la red se impulsó el año pasado y consiguió las cerca de 5.000 firmas a que aspiraba para entregárselas a Demarcación de Costas y el Ayuntamiento de Avilés. Lograron que el consistorio se comprometiera a facilitar los trabajos en un lugar que el Plan General reconoce como zona de servicio portuario pero es competencia de la entidad estatal, que aún no ha trasladado ningún plan al respecto. Las marismas están desecadas desde hace décadas y lo que se busca es recuperar su biodiversidad y crear «una aula al aire libre donde la ciudadanía podría descubrir y comprender la enorme riqueza ecológica de los estuarios», así como convertirlas en «un elemento de dinamización y promoción turística para la comarca».

Muy cerca de alcanzar su objetivo de firmas -les faltan poco más de 400- está el colectivo que reclama la creación de un albergue de animales en Avilés. Además de una presencia mayoritaria en redes sociales desde tiempo atrás hace unas semanas iniciaron una petición de firmas en la red y para cuando alcanzaron las 7.000 los cuatro ayuntamientos de la comarca se presentaron con una propuesta de lugar en que levantar una perrera. Plantean que sea en terrenos de Cogersa donde se habilite y que dé servicio no sólo a la comarca avilesina sino a otros municipios asturianos que quieran sumarse. Se de la circunstancia de que hace tiempo ya se planteó la posibilidad de una macro perrera en el centro del Principado, lo que motivó una campaña de rechazo en la red que ahora se ha visto reactivada. Más de 12.000 personas se muestran contrarias a esta propuesta.

Comentarios

Las pancartas virtuales de los avilesinos