El confitero de Avilés, condenado a 24 años de prisión por matar a su mujer

El TSJA confirma la condena también el pago de indemnizaciones por valor de 420.000 euros a la familia de la fallecida

El confitero de Avilés acusado de asesinar su su mujer durante el juicio.El confitero de Avilés acusado de asesinar su su mujer durante el juicio
El confitero de Avilés acusado de asesinar su su mujer durante el juicio

Oviedo

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha confirmado la pena de 24 años de cárcel impuesta a J.P.C., conocido como el confitero de Avilés, por el asesinato de su mujer con una llave inglesa en el domicilio conyugal en la madrugada del 26 de enero de 2016. La Sala de lo Civil y Penal, que acogió la vista del recurso de apelación el pasado 11 de julio, ha dictado una sentencia por la que confirma en todos sus términos el fallo de la Sección Tercera de la Audiencia Provincia, vinculado al veredicto de un jurado popular. De esta forma, también se confirma la condena al pago de indemnizaciones por valor de 420.000 euros a la familia de la fallecida, que tenía 46 años cuando fue asesinada. No obstante, el fallo del TSJA aún no es firme, ya que puede ser recurrida ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Durante la vista de apelación, la defensa de J.P.C. defendió que este habría cometido un delito de homicidio, pero no de asesinato puesto que «no hubo ensañamiento». Además, el recurso sostenía que la sentencia de la Audiencia había incurrido en una infracción de precepto constitucional o legal «en la calificación jurídica de los hechos o en la determinación de la pena». Asimismo, consideraba que el fallo habría vulnerado el derecho a la presunción de inocencia porque, «atendida la prueba practicada en el juicio, carece de toda base racional la condena impuesta».

El TSJA recuerda que los hechos probados incluidos en la sentencia recurrida lo son «no por el magistrado-presidente sino por el jurado». El alto tribunal asturiano añade que los hechos que se declararon probados por el tribunal del jurado «no dejan lugar a dudas sobre el ensañamiento y la alevosía, determinantes para que surja el tipo de asesinato».

Para justificar la concurrencia de ensañamiento, el TSJA recuerda que la víctima sufrió una treintena de golpes con una llave inglesa y que, según concluyó el jurado, el acusado pretendió provocarle «un extraordinario y desmedido dolor». Además, confirma la alevosía con la que actuó en condenado, que atacó a su mujer «de forma súbita y muy rápida» cuando se encontraba tumbada en la cama para eliminar cualquier posibilidad de defensa.

El condenado regentaba junto con su mujer la confitería «La Duquesita» de Avilés, ubicada en la calle Fernández Balsera de Avilés. El fallo ahora confirmado por el TSJA daba por probado que el acusado y su mujer salieron a cenar el martes 26 de enero aprovechando que la confitería, que regentaban desde 2012, estaba cerrada por descanso semanal. Ya en casa, sobre las 4:00 horas, el acusado propinó a su mujer, cuando esta se encontraba tendida en la cama, numerosos golpes en la cabeza con una llave inglesa, que le provocaron un politraumatismo craneoencefálico severo que le provocó la muerte. Además, antes de que falleciera por efecto de los golpes, le asfixió poniéndole un almohadón sobre la cara, añadía la sentencia.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El confitero de Avilés, condenado a 24 años de prisión por matar a su mujer