El acusado de agresión sexual dice que él sólo va con chicas de su edad

El procesado declaró que no recuerda nada de lo sucedido porque ese día había consumido alcohol y drogas

Juzgados de Avilés
Juzgados de Avilés

Redacción

El joven acusado de agredir sexualmente y propinar una paliza a una mujer con la que se cruzó en una calle de Avilés ha declarado ante juez que no recuerda nada lo sucedido, porque ese día había consumido alcohol y drogas, pero ha recalcado que él siempre va con chicas de su edad, no con mujeres que podrían ser su madre. La Fiscalía ha mantenido su petición de seis años de prisión y alejamiento para este joven de 20 años acusado de tirar al suelo de un puñetazo, dar patadas en la cabeza y agredir sexualmente a una mujer en plena calle.

El Ministerio Público interesa además que se imponga al acusado la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante ocho años y a abonarle una indemnización de 18.670 euros. Los hechos ocurrieron sobre las 13:45 horas del 24 de febrero de 2018, cuando el acusado se cruzó con una mujer que paseaba a su perro por la calle Álamo de Avilés y, según explica la Fiscalía, le dijo que cuánto cobraba y que tenía dinero. El acusado siguió acosándola hasta que la agredió y después le robó.

Un vecino ha testificado en la sala que vio desde su ventana a un hombre que golpeaba a una mujer que estaba pidiendo socorro y que, cuanto le reprendió la conducta a gritos, el chico huyó corriendo, cogiendo el móvil de la mujer, que se había caído al suelo, valorado en 150 euros. Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió lesiones, entre ellas hematomas importantes, fractura de la pared anterior del seno maxilar izquierdo o fractura de la pared externa del seno maxilar izquierdo con varias líneas de fractura, de las que tardó en curar 90 días, dos de los cuales estuvo hospitalizada.

El acusado ha reiterado en numerosas ocasiones que no recuerda absolutamente nada de lo sucedido y que ni tan siquiera sabía cómo había llegado a casa ese día, algo que su madre corroboró ante juez. La madre del acusado ha dicho que nunca había visto a su hijo en ese estado «con los ojos desorbitados», desvariando hasta el punto de desnudarse y salir al balcón en calzoncillos y ponerse a gritar.

En cambio, la víctima ha dicho que no advirtió en ningún momento que su atacante estuviera en el estado de embriaguez, porque ni se tambaleaba ni nada le impidió salir corriendo y, de camino, agacharse y llevarse algo, que luego concluyó que era su móvil. La mujer ha declarado que el chico le tocó los pechos y la zona genital, al tiempo que, en un momento dado, trató de desabrocharle los pantalones.

La persona que en aquel momento era su novia, que estaba en casa de los padres del acusado aquel día, ha dicho que tenía las pupilas «superdilatadas», los nudillos de las manos magullados y llevaba un móvil con la pantalla rota. Por su parte, el abogado de la defensa, José Manuel Nistal, ha indicado que no hubo agresión sexual, que sobre eso hay varias contradicciones, y que sólo ve un delito de lesiones por el que se podría imponer una pena de entre seis y doce meses de cárcel.

Ana María González, la abogada de la acusación, ha considerado que la principal intención del acusado era la de la agresión sexual y que luego vino todo lo demás, por lo que solicita cuatro años y seis meses por ese delito, otros cuatro años y seis meses por las lesiones y tres años y seis meses más por el robo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El acusado de agresión sexual dice que él sólo va con chicas de su edad