Coto a las mascotas en Avilés: no más de 3 por piso, multas de hasta 700 euros por perros sueltos y prohibido tenerlos en el regazo en una terraza

La Voz REDACCION

AVILÉS

Perros en el espacio canino de Valgranda, en Avilés
Perros en el espacio canino de Valgranda, en Avilés Ayuntamiento de Avilés

La ordenanza de bienestar animal, que entra en vigor el 25 de agosto, abre la puerta a cobrar una tasa por tener animal de compañía para «ofrecer un mayor número de servicios de calidad» para ellos

03 ago 2022 . Actualizado a las 20:06 h.

No más de tres mascotas, en el caso de perros y gatos, por vivienda urbana. Este número podrá aumentar a petición del interesado siempre y cuando haga constar, mediante una declaración responsable, que se cumplen las condiciones de sanidad, seguridad y bienestar animal, así como la ausencia de molestias a los vecinos, que se recogen en la nueva ordenanza municipal que regula la tenencia, protección y bienestar animal de Avilés, que se publicaba hoy en el Boletín Oficial de Principado de Asturias (BOPA) y que será de obligado cumplimiento desde el próximo 25 de agosto. Una ordenanza que también recoge otras condiciones como que los perros podrán estar en terrazas exteriores de locales de hostelería en el suelo, «no en mesas ocupando sillas» o, como decía esta mañana el concejal de Participación Ciudadana, Jorge Luis Suárez, «subidos en el cuello», o regazo se entiende, de sus tenedores. Tampoco se permiten por ejemplo las correas extensibles «en aquellos casos donde no permitan el control efectivo del animal». 

La ordenanza, sobre la que durante los dos o tres primeros meses la Policía Local realizará una labor informativa para dar a conocerla, establece multas de hasta 750 euros para infracciones leves como llevar a los perros sin correa por las zonas no acotadas por el ayuntamiento para ello, por no recoger sus heces o por no diluir con una botella de agua sus orines, entre diversos supuestos. Y si para tener más de tres mascotas en viviendas urbanas se exige una declaración responsable, a partir de cinco se exigirán las mismas medidas que los núcleos zoológicos. También se insiste en que la tenencia de mascotas en estas viviendas implicará «el respeto por las normas higiénicas, de seguridad y molestias e incomodidad a los vecinos por ruidos, olores y otros» para garantizar «la convivencia social entre quienes que disfrutan con los animales de compañía y quienes que no optan por ello». 

Prohibido comer animales de compañía

La ordenanza, que no tuvo ninguna alegación durante su periodo de información pública y que fue aprobada en pleno con la unanimidad de los grupos municipales, parte de garantizar el bienestar de los animales, según indicó el concejal de Participación Ciudadana, que también hizo hincapié en que «no tiene ningún interés recaudatorio». En su artículo 5, la nueva norma abre la puerta no obstante a que el ayuntamiento pueda establecer una tasa, simbólica como se dijo en su momento, por la tenencia de mascotas, «con el fin de que la Administración pueda ofrecer un número mayor de servicios de calidad para los animales de compañía».