La Guardia Civil desaloja la barra del Xiringüelu de Pravia

Un grupo de clientes gritaba, golpeaba el bar y no dejaba salir a los trabajadores. Los camareros llamaron insistentemente a Emergencias

;
La Guardia Civil desaloja la barra del Xiringüelu La Guardia Civil tuvo que intervenir de madrugada en el Xiringüelu de Pravia, después de que los clientes se negasen a marchar y que impidiesen la salida de los camareros

Pravia

Las imágenes grabadas desde el interior de la barraca no dejan lugar a dudas. Agentes de la Guardia Civil tuvieron que desalojar de madrugada la barra de la fiesta de El Xiringüelu, en Pravia, después de que un grupo de clientes se negasen a marchar, una vez que ya estaba cerrada. Los propios trabajadores del bar no podían salir porque habían sido increpados. Con estos antecedentes, llamaron a las fuerzas de seguridad, que intervinieron. El vídeo muestra a los agentes alejando a todas las personas que estaban apoyadas sobre el mostrador. Se oye también a personal del interior diciendo. «¿Ahora qué», a aquellos que les habían increpado poco antes.

Trabajadores del bar explican que el asalto comenzó a las 12 de la noche, cuando el DJ, tal y como estaba previsto, dejó de pinchar. Señalan que acudieron en manada a la barra principal y empezaron a golpearla y a gritar. Al principio fueron unos pocos. Después se fueron uniendo más. Los asaltantes llegaron a lanzar botellas al interior. Una joven sufrió heridas en una mano. Un compañero que intentaba entrar para poder orden terminó desmayándose. No saben qué querían exactamente, si más música, más alcohol o ambas cosas. Algunos llegaron a intentar abrir los grifos de las cañas.

Llamaron insistentemente a las fuerzas de seguridad porque veían que se estaba desmadrando. Finalmente, agentes de la Guardia Civil llegaron poco después de las doce y media. Los camareros, que aseguran que pasaron miedos, señalan que que para la una de la madrugada no quedaba ni rastro de la rebelión. De hecho, pudieron ponerse a recoger. 

«Vinieron en manada a dar golpes. Fue un horror»

S.D.M.
;
Así se vivió el desalojo en la fiesta de Pravia Agentes de la Guardia Civil tuvieron que intervenir porque un grupo de clientes se negaba a abandonar el lugar y no dejaba salir a los trabajadores

Una camarera que estaba dentro de la barra del Xiringüelu relata cómo fue la rebelión que obligó a intervenir a la Guardia Civil

«Al pagar la música vinieron en manada a dar golpes. Fue un horror». Lo cuenta en primer persona M.F., una de las camareras que estaba en la barra que fue asaltada por clientes en el Xiringüelu de Pravia y que cuenta que pasaron auténtico miedo ante una situación que no entendían. El DJ de la fiesta cerró a las doce de la noche, tal y como estaba previsto. Ese fue el momento en el que comenzó el asalto a la barra. Un grupo numeroso de clientes comenzó a golpear y a zarandear el bar principal, con una veintena de trabajadores dentro. «No sabemos qué querían, sin más música o más copas. Al principio fue un grupo pero luego se fue extendiendo y la gente venía solo a eso», relata. Los trabajadores comenzaron a llamar compulsivamente a la policía y a Emergencias. Poco después de las doce y media, intervenían agentes de la Guardia Civil armados con porras y protegiéndose con escudos. Para ellos fue un auténtico alivio. La media hora que vivieron atrapados en esa barra les pareció eterna.

Seguir leyendo

Comentarios

La Guardia Civil desaloja la barra del Xiringüelu de Pravia