Bronca por la retirada de la Virgen del Carbayu del Ayuntamiento de Langreo

Partidarios de la permanencia de la imagen en el consistorio increparon a los concejales que asistían a la lectura de un manifiesto tras la entrega en registro firmas recogidas contra la decisión de la Corporación de IU-Podemos

Vecinos y ediles se encaran en Langreo por la Virgen del Carbayu La entrega de firmas contra la retirada de la imagen de la Casa Consistorial acabó en un tenso enfrentamiento entre los representantes de IU-Somos y un grupo de ciudadanos

Langreo

El Ayuntamiento de Langreo, con la propia Virgen del Carbayu ?entronizada a la entrada de la Casa Consistorial? como testigo, era escenario este mediodía de una tremenda bronca entre quienes defienden que esta imagen permanezca en el edificio público y varios concejales del equipo de gobierno, algunos de los cuáles estuvieron presentes en la lectura del manifiesto que hizo el presidente de la Sociedad de Festejos de El Carbayu, Julio González, en defensa de mantener a la Virgen en el lugar en el que se la colocó el 12 de septiembre de 1954.

La chispa saltó cuando algunas de las 400 personas que acudieron a la concentración contra la retirada de la imagen entendieron que los ediles presentes de Somos Langreo se estaban mofando del acto, con lo que al concluir la lectura del manifiesto comenzaron los empujones, los insultos, las amenazas e incluso algún zarandeo cercano a la agresión. El rifirrafe continuó en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Langreo minutos después cuando el alcalde y varios concejales recibieron a los promotores de la iniciativa contra la retirada de la Virgen del Carbayu, quienes presentaron 5.482 firmas contra el acuerdo plenario de hace unos meses, cuando los concejales de IU, Somos, PSOE y Ciudadanos, es decir 18 ediles de 21, votaron a favor de quitar la imagen del altar que tiene en la Casa Consistorial langreana.

Y, visto lo visto, la Virgen del Carbayu podría ser retirada del hall del Ayuntamiento de Langreo «en los próximos días». Así lo ha manifestado a La Voz de Asturias el concejal de Cultura, José Alberto Caveda, quien ha querido aclarar que desde el equipo de gobierno de Langreo «en ningún momento buscamos confrontación» con quienes acudieron a una concentración que, según ha dicho, no contaba con ningún tipo de permiso y, sin embargo, desde el Ayuntamiento de Langreo se permitió.

Según la versión de los hechos de Caveda, él y otros dos concejales estuvieron presentes en los soportales de la Casa Consistorial «escuchando el manifiesto» y admite que en un momento dado, en voz baja y tapándose la boca con la mano comentó con uno de sus compañeros «esto no puede estar pasando en 2016» porque afirma que el manifiesto «casi era más propio de otros tiempos». El concejal de Cultura ha explicado que los asistentes entendieron ese gesto «como una falta de respeto por no haber mantenido el silencio cuando lo dije en voz baja y a mi compañero». El edil asegura que entonces «empezaron a atosigarnos, los insultos, las faltas de respeto y una señora llegó a agredir, incluso, a una concejala y a otra persona que estaba allí. Nos llamaron de todo, pero en ningún momento buscamos la confrontación».

José Alberto Caveda ha señalado que «esto no nos echa para atrás» y aunque no ha concretado la fecha, ha comentado que la retirada de la Virgen del Carbayu del Ayuntamiento de Langreo se realizará «en los próximos días» pese a la entrega de las firmas. Y es que entiende que «la democracia se tiene que imponer» ya que hay un acuerdo plenario en el que la mayoría votó por la retirada de la imagen «y es una cota de voto representativa». Así, mañana miércoles se reunirá el equipo de gobierno de langreo para decidir cuando se quita de la entrada de la Casa Consistorial la Virgen y dónde se guardará después de que la Iglesia y la Sociedad de Festejos de El Carbayu se negara a acogerla «porque no quieren que salga del Ayuntamiento».

El presidente de la Sociedad de Festejos de El Carbayu, Julio González, mostraba su pesar «por el lío» en el que terminaba esta mañana de martes que para quienes están en contra de la retirada de la imagen comenzaba a las nueve y media de la mañana delante del Ayuntamiento con la colocación de una mesa para la recogida de firmas. El mismo quiere que se entienda que la imagen que preside la entrada a la Casa Consistorial «es un símbolo para los langreanos», tal y como el mismo señalaba en el manifiesto que leía a mediodía y tras el cual comenzó una bronca que, de todo modos, les dejaba sin respuestas. Y es que pese a reunirse posteriormente con el alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, y concejales del equipo de gobierno, Julio González manifestaba no tener claro que iban a hacer con la Virgen del Carbayu «porque no nos dijeron ni sí ni no».

«La Virgen del Carbayu está ahí colocada desde 1954, que tenemos constancia porque lo recogía un medio de prensa escrita, y aunque era tiempo de dictadura, la colocación de la imagen en el Ayuntamiento fue apoyada por miles de personas, y daría igual la opción que defendían», ha señalado el presidente de la Sociedad de Festejos de El Carbayu, quien considera que las 5.482 firmas presentadas son significativas del sentir de los langreanos.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Bronca por la retirada de la Virgen del Carbayu del Ayuntamiento de Langreo