Bronca por la retirada de la Virgen del Carbayu del Ayuntamiento de Langreo

Carmen Liedo LANGREO

CUENCAS

El delfín de Langreo

Partidarios de la permanencia de la imagen en el consistorio increparon a los concejales que asistían a la lectura de un manifiesto tras la entrega en registro firmas recogidas contra la decisión de la Corporación de IU-Podemos

27 sep 2016 . Actualizado a las 23:10 h.

El Ayuntamiento de Langreo, con la propia Virgen del Carbayu ?entronizada a la entrada de la Casa Consistorial? como testigo, era escenario este mediodía de una tremenda bronca entre quienes defienden que esta imagen permanezca en el edificio público y varios concejales del equipo de gobierno, algunos de los cuáles estuvieron presentes en la lectura del manifiesto que hizo el presidente de la Sociedad de Festejos de El Carbayu, Julio González, en defensa de mantener a la Virgen en el lugar en el que se la colocó el 12 de septiembre de 1954.

La chispa saltó cuando algunas de las 400 personas que acudieron a la concentración contra la retirada de la imagen entendieron que los ediles presentes de Somos Langreo se estaban mofando del acto, con lo que al concluir la lectura del manifiesto comenzaron los empujones, los insultos, las amenazas e incluso algún zarandeo cercano a la agresión. El rifirrafe continuó en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Langreo minutos después cuando el alcalde y varios concejales recibieron a los promotores de la iniciativa contra la retirada de la Virgen del Carbayu, quienes presentaron 5.482 firmas contra el acuerdo plenario de hace unos meses, cuando los concejales de IU, Somos, PSOE y Ciudadanos, es decir 18 ediles de 21, votaron a favor de quitar la imagen del altar que tiene en la Casa Consistorial langreana.

Y, visto lo visto, la Virgen del Carbayu podría ser retirada del hall del Ayuntamiento de Langreo «en los próximos días». Así lo ha manifestado a La Voz de Asturias el concejal de Cultura, José Alberto Caveda, quien ha querido aclarar que desde el equipo de gobierno de Langreo «en ningún momento buscamos confrontación» con quienes acudieron a una concentración que, según ha dicho, no contaba con ningún tipo de permiso y, sin embargo, desde el Ayuntamiento de Langreo se permitió.