La gestión coordinada de los recursos turísticos mineros gana fuerza

Langreo apoya a Hunosa en la creación de un organismo que ponga en valor el conjunto del patrimonio. El Ecomuseo del Samuño abrirá el día 8 buscando los 30.000 visitantes este año


El Cadavíu (Langreo)

El Ecomuseo del Samuño arranca la temporada y lo hace con nueva gestión y con la perspectiva de entrar a formar parte de un grupo u organismo, aún por crear, que pudiera diseñar y llevar a cabo «acciones coordinadas» entre todos los recursos turísticos relacionados con el patrimonio minero e industrial que tiene, sobre todo, el centro de la región. Así se volvía a poner de manifiesto en la mañana de este jueves durante la presentación de la nueva etapa del Ecomuseo, acto en el que estuvieron presentes la presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada, y el alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, quienes coincidieron en la necesidad de unificar y poner en común esa oferta turística «de Asturias y especialmente de las comarcas mineras» para sacarle el máximo rendimiento y que atraiga al mayor número de visitantes. Es más, el regidor langreano dejó entrever que la empresa estatal podría llevar las riendas al señalar que «tiene mucho que decir Hunosa y sus organismos» y considerar «acertada» la posición de Mallada al plantear la creación de ese organismo. 

Por lo pronto, Hunosa, a través de su filial Sadim, aglutina la gestión de las visitas al pozo Sotón, el Museo Mina de Arnao y ahora el Ecomuseo del Samuño y hace unos días la empresa estatal minera entraba a formar parte como patrono de la Fundación del Museo de la Minería y la Industria de Asturias. Así, su presidenta, María Teresa Mallada, comentaba en la presentación de la temporada del Ecomuseo que «el trabajo de esta dirección es la colaboración con todas las administraciones y todas las organizaciones de proyectos turísticos como este», ya que la misma entiende que todo ese patrimonio puede complementarse «y hacer un conjunto perfecto para tener en la cuenca del Nalón el mayor número de visitantes en años». 

«Es fundamental estar coordinados para sacar adelante este turismo específico del patrimonio industrial de Asturias», ha manifestado María Teresa Mallada, que ha señalado que ese planteamiento ya salió en la Mesa Regional de Patrimonio, «formar un grupo que llegue a hacer esas acciones coordinadas que nos permitan tener sitios como el Ecomuseo llenos de gente». Esa idea era compartida «al cien por cien» por el alcalde de Langreo, quien ha destacado que en las comarcas mineras «tenemos potencial suficiente para que eso se pueda poner en marcha», a lo que agregaba que «tiene mucho que decir Hunosa y sus organismos». Y es que Jesús Sánchez no ocultaba la satisfacción del equipo de gobierno con que la UTE formada por Sadim y Formastur se haya echo cargo de la gestión del Ecomuseo del Samuño al considerar que era «una esperanza y una garantía» por la experiencia que tiene la filial de Hunosa en la gestión de recursos como el de La Nueva y en el conocimiento de todo lo relacionado con la minería. 

El objetivo que se plantea la nueva gestión del equipamiento es alcanzar los 28.000 visitantes año que hasta ahora ha venido teniendo el Ecomuseo e, incluso, lograr los 30.000 visitantes a partir del próximo sábado 8 de abril, fecha en que se subirán los primeros turistas de este 2017 al tren que recorre el Valle del Samuño hasta llegar a La Nueva, aunque la previsión es que durante la Semana Santa lo hagan muchas personas más puesto que ya hay reservas para algunas de las jornadas festivas. En la jornada inaugural de la temporada hacían este recorrido el propio alcalde de Langreo, la presidenta de Hunosa y los responsables de Sadim y Formastur tras pronunciar unas palabras, así como representantes de otros ayuntamientos de las comarcas mineras. La UTE Sadim-Formastur mantendrá el precio de las entradas, que será de 10 euros para los adultos, cuatro euros para los niños de entre 4 y 11 años y la entrada reducida será de cinco euros para los pensionistas y mayores de 65 años.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La gestión coordinada de los recursos turísticos mineros gana fuerza