«El cómic es un medio, un género, que te permite abordar todo tipo de temas»

El matrimonio presenta en las Jornadas del Cómic de Avilés su última colaboración, el cómic histórico «La virgen roja», sobre la revolucionaria francesa Louise Michel

Mary y Bryan Talbot, en Avilés
Mary y Bryan Talbot, en Avilés

Avilés

La virgen roja saldrá a la venta en unos días en España, un cómic histórico sobre Louise Michel, una revolucionaria francesa un tanto desconocida que ha hecho que el matrimonio formado por Mary y Bryan Talbot trabajen juntos por tercera vez. Ella, una académica del lenguaje y cuestiones de género, y él uno de los ilustradores británicos más importantes de la actualidad. Visitan estos días las Jornadas del Cómic «Villa de Avilés».

-En unos días se publica en España La virgen roja, sobre una feminista revolucionaria de finales del siglo XIX. De primeras suena más a novela histórica que a cómic.

Mary: Siempre estoy buscando personajes históricos femeninos, gente que no es muy conocida y eso tiene cierto atractivo.

Bryan: Casi nadie en el Reino Unido ha ido hablar de Louise Michel, incluso en Francia. Tiene una estación de metro, una plaza en Montmatre y escuelas con su nombre y a muchos franceses les suena pero no saben quien es.

-Se caracterizan por abordar temas controvertidos: abusos a niños, racismo... que son poco habituales en los cómics, ¿por qué optan por estos temas y no otros?

B: En cómic se puede tratar cualquier tipo de tema, por difícil que sea. Probablemente sea así desde que en los 80 Spiegelman publicó Maus, donde aborda el holocausto. La gente suele tener una idea de cómic, pero no es más que un medio, un género, un lenguaje que te permite abordar todo tipo de temas.

M: Quería hacer algo que me permitiera llegar a un público nuevo. En el caso de Sufragistas quería presentar esa historia a gente que no leería un texto académico sobre este movimiento. El cómic me permite acceder y hacer accesible a un público muy amplio ideas que son muy difíciles. Y estoy muy contenta porque tras esa obra me ha escrito gente que no se hubiera acercado al tema de no haber existido esa novela gráfica.

-¿Es una forma de acercarlos a los lectores de cómic o quizás de atraer a las historietas a un nuevo tipo de lector?

B: Ambas, porque escribimos para que lea cualquier público, no sólo el lector tradicional de cómic.

M: Hemos tratado de buscar a un nuevo público, hay mujeres de cierta edad que se nos han acercado para decir que es la nuestra es la primera novela gráfica que leen. Tanto es así que en el Reino Unido casi nos invitan más a festivales literarios que de cómics.

-En el caso de Mary llega al cómic después de haber escrito diversos libros académicos sobre género y lenguaje, ¿cómo ha sido el cambio?

M: es una forma de escribir que me resulta más creativa que la redacción de textos académicos. Son estilos distintos pero uso las mismas herramientas: mucha investigación, divertirme con lo que hago y trabajar para presentar ideas de una manera accesible. De todas formas sigo dando clase y tratando de explorar cuestiones de género y lenguaje.

B: es como su segunda carrera, es como si se prejubilara de la universidad. Me encanta, porque después de 40 años con carreras en paralelo por fin podemos trabajar en proyectos comunes.

-Es la tercera obra en que colaboran juntos, ¿cómo es la experiencia de trabajar con la misma persona con la que conviven?

B: Es un proceso muy fácil, muy orgánico, casi una continuación de nuestra vida cotidiana. Cuando Mary está trabajando en una historia solemos hablar de ella mientras comemos y luego ella prepara un guión completo y yo hago el desglose en viñetas y páginas. Yo sugiero ideas a los diálogos y cuando voy dibujando ella me hace a mi sugerencias.

-Después de un libro sobre una revolucionaria francesa no sé si tienen en mente un próximo proyecto, ¿quizás sobre una heroína española?

M: Siempre estoy interesada en figuras históricas que conocer, encantada de que me hablen de nuevas mujeres, pero seguirle los pasos a Louise Michel es muy difícil.

B: El nuevo libro de Mary es una ficción basada en hechos reales, contemporánea con tintes medioambientales que tiene lugar en un sitio concreto del Reino Unido, pero le queda mucho tiempo para ser una realidad. Y yo mientras trabajo en el quinto volumen de Grandville.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«El cómic es un medio, un género, que te permite abordar todo tipo de temas»