«Nanä: Misericordia»: 130 minutos terror inmersivo en los espacios de La Laboral

El exitoso montaje de Con Alevosía vuelve a la Ciudad de la Cultura con tres funciones de su espectáculo «de inmersión». La última de ellas será para personas con movilidad reducida


Gijón

Que los responsables de una representación teatral empiecen por advertir que lo que van a expermientar no es aconsejable para menores, personas «aprensivas», aquejadas de claustrofobia o de dolencias cardiacas dispara automáticamente una incitación hacia los catadores de emociones intensas. Que reclamen a su público el pacto de confidencialidad sobre el secreto de la función que tan frecuente en aquellas promociones de películas de suspense de la era dorada del cine, añade otro pico de interés. Y que, fuera de ese secreto, el boca a boca sobre el montaje haya corrido como la pólvora entre varios miles de espectadores, redondea el atractivo; mucho más cuando se promete «inmersión» a los participantes -«espectadores» parece quedarse muy corto-, y cuando esa inmersión se produce en algunos de los espacios más inquietantes del edificio de la Universidad Laboral. A ellos vuelve este fin de semana -viernes, sábado y domingo a las 21,30-  Nanä: Misericordia, el montaje de Con Alevosía que se ha convertido en una de las sensaciones del teatro asturiano de los últimos tiempos.

Porque es -insisten en la compañía- puro teatro, no una atracción de terror o una sarta de sustos de feria. Continuando con la fórmula de Nanä y Basándose en un hecho real, los actores reconstruyen con el público como testigo y copartícipe, unos angustiosos acontecimientos que se desarrollan en cierto  «Hospital Misericordia» y que los asistentes irán descubriendo a lo largo de 130 minutos mientras deambulan por las dependencias de La Laboral. Ernesto González y Paula Moya dirigen un elenco en el que ellos también participan junto a Paqui Jambrina, Gustavo Álvarez, Chus Prieto, Fons Jiménez, Carla Loga, Izar Gayo, Andrés Díaz, Javier Guillén, Javier Cuetos, Maikel Castillo y Adrián Dos Santos.

Todos juntos construyen una experiencia basada en la completa disolución del espacio escénico en el espacio real y los límites entre la ficción teatral y la visceralidad de las emociones que desencadenan en el público utilizando como transmisor, en buena parte, la adrenalina. Es el resultado de unos planteamientos escénicos que buscan, en este y en el resto de los espectáculos de la compañía, la experimentación, el ejercicio de la libertad creativa y la exploración de límites en la estética teatral.

Miles de espectadores han compartido esas sensaciones en su sede habitual en Tiraña, y también en La Laboral, un edificio cuyas dependencias son perfectas para el relato dramático que narra Nanä: Misericordia. Como novedad, y aparte de algunos ajustes respecto a la anterior visita de Con Alevosía a Gijón, en esta ocasión se ofrecerá el domingo un pase especial para personas con movilidad reducida.

Las entradas -que ya escasean- pueden adquirirse en Recepción de Laboral Ciudad de la Cultura, CITPA en Oviedo, Centro Niemeyer en Avilés, entradas.liberbank.es, 902 106 601 y red de cajeros Liberbank. 

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

«Nanä: Misericordia»: 130 minutos terror inmersivo en los espacios de La Laboral