El «Ecce Homo» de Rañadorio provoca «estupor y pesar» en la Escuela de Arte del Principado

El centro superior pide «mayor control» y «medidas adecuadas» y reinvidica la cualificación de los conservadores-restauradores para progeter el patrimonio artístico

Algunas de las tallas de la iglesia de Rañadoiro, en Tineo, tras la 'restauración' a manos de una vecina
Algunas de las tallas de la iglesia de Rañadoiro, en Tineo, tras la 'restauración' a manos de una vecina

Los profesionales del patrimonio y de la restauración siguen llevándose las manos a la cabeza y pidiendo medidas contundentes ante la sonada manipulación de las tallas religiosas de la ermita de Rañadoiro, en Tineo. En este caso, los responsables de la la Escuela Superior de Arte del Principado han hecho público un comunicado -que también han colgado en la web del centro- en el que transmiten su «estupor y más profundo pesar ante lo ocurrido» y se preguntan «cómo es posible que el Patrimonio Cultural esté expuesto a este tipo de intervenciones no profesionales que no respetan en absoluto los criterios básicos de conservación y restauración».

Como han hecho otros profesionales del sector, el comunicado apela a la Ley del Patrimonio Histórico Español, y en concreto a su preámbulo, para recordar que «nuestro patrimonio es el principal testigo de la contribución histórica de los españoles a la civilización universal». La Escuela de Arte del Principado reivindica, en este sentido, el papel del conservador?restaurador de obras de arte como «un profesional altamente cualificado para la intervención sobre el Patrimonio Cultural» cuya labor se sustenta «en una formación que le dota de gran sensibilidad artística y que garantiza que respetará al máximo la originalidad de cada obra y su conservación para las generaciones futuras».

Por ello, el comunicado exige «un mayor control ante este tipo de intervenciones y que ante estas situaciones se tomen las medidas adecuadas, conforme a la legislación vigente en materia de patrimonio».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El «Ecce Homo» de Rañadorio provoca «estupor y pesar» en la Escuela de Arte del Principado