Arranca la Cumbre del Clima: «Solo un puñado de fanáticos niegan la evidencia»

En plena crisis climática, 9.000 delegados de 196 países participan en Madrid en una Cumbre Mundial del Clima que será clave

En directo: Comparecen Pedro Sánchez y António Guterres, secretario general de la ONU Ambos mandatarios comparecen juntos desde la Cumbre del Clima

redacción

«Nos hacen falta solidaridad y flexibilidad para ganar la carrera del clima. ¿Queremos que nos recuerden como la generación que fue como un avestruz mientras ardía el planeta?», son las primeras palabras del secretario general de la ONU, António Guterres, en la ceremonia de apertura de la 25 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se celebra desde hoy en Madrid.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, urgió a todos los países a tener más «ambición» para recortar las emisiones contaminantes en un «momento crítico» para combatir el cambio climático. Afirmó que hace falta tomar «ya» decisiones importantes para limitar las emisiones causantes del efecto invernadero.

También advirtió de que los indicios del cambio climático son «inconfundibles», como que los últimos cinco años fueron los más cálidos a nivel global desde que hay registros o que la concentración de CO2 en la atmósfera alcanzó un récord histórico, según divulgó la Organización Meteorológica Internacional.

Pero también afirmó que «todos los principales emisores deben hacer más», en una aparente alusión a países como EE.UU., China y la India, tanto por su responsabilidad en las emisiones globales como porque han enviado a esta cumbre de Madrid a delegaciones de segundo nivel.

«Sin el compromiso pleno de los grandes emisores todos nuestros esfuerzos quedarán completamente socavados», recalcó Guterres.

El secretario general de Naciones Unidas aseguró además que le resulta muy frustrante «el lento ritmo de cambio», más aún cuanto que la mayoría de las herramientas y tecnologías para combatir el cambio climático «ya están disponibles».

Por ello, recalcó que «necesitamos un cambio rápido y profundo» en la forma en que la Humanidad hace negocios, genera energía, construye ciudades, se mueve y se alimenta, eliminando «nuestra adicción» al carbono.

«Si no cambiamos urgentemente nuestro modo de vida, ponemos en peligro la vida misma», reiteró.

Guterres urgió especialmente a abandonar los combustibles fósiles y a regular los mercados de carbono en el llamado Artículo 6, uno de los asuntos pendientes de la última cumbre del clima, celebrada el año pasado en Katowice (Polonia).

«Poner precio al carbono es vital para tener alguna oportunidad de limitar el aumento de la temperatura global», insistió, por lo que insistió en pedir que los países «superen las diferencias actuales» para lograr un acuerdo en este sentido.

Como punto positivo, señaló que unos 70 países ya han anunciado su intención de proponer durante 2020 contribuciones nacionales más ambiciosas contra el cambio climático y que 65 países y algunas importantes economías a nivel subnacional se han comprometido a trabajar para lograr el nivel de emisiones cero en 2050.

El secretario general de la ONU recalcó la necesidad de asegurar una financiación de al menos 100.000 millones de dólares anuales para la mitigación y adaptación al cambio climático en los países en desarrollo.

Sánchez: «O marcamos un punto de inflexión o dejaremos atrás el de no retorno»

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha afirmado que «hay que ir más lejos y hacer las cosas más rápido» en materia de emisiones, ya que «o marcamos un punto de inflexión o dejaremos atrás el punto de no retorno».

Sánchez ha asegurado que «España está lista para dar un paso al frente» y va a «incrementar la reducción de emisiones con mirada a llega a la cumbre de Glasgow», la sede de la próxima COP.

El presidente en funciones destacado que hace casi dos siglos fue una mujer quien advirtió de que un aumento del CO2 provocaría un aumento de la temperatura global, pero entonces las mujeres no tenían permiso para presentar trabajos científicos en aquella época. Por ello, ha rescatado la memoria de todas las mujeres científicas de la época. «Mujer y medio ambiente, medio ambiente y mujer», ha evocado.

«Nadie puede sustraerse por su cuenta a ese desafío. No hay muro suficientemente alto que proteja de esta amenaza a ningún país por poderoso que sea. El momento de la respuesta es ahora», ha sentenciado.

«Durante años circularon versiones del negacionismo climático. Hoy, por fortuna, solo un puñado de fanáticos niegan la evidencia. Frente a los hechos alternativos, no hay más alternativa que actuar con hechos, con acciones. La batalla contra el cambio climático requiere de solidaridad y liderazgo. Y sobre todo de hechos. Pasar de las palabras a los hechos», ha recalcado. 

«La humanidad ha llegado a un punto en el que apostar por su supervivencia es apostar por un mundo más justo. Es un momento crucial para demostrar que la humanidad estuvo a la altura», ha concluido Sánchez. 

En su intervención vespertina y conjunta con Guterres el presidente en funciones se comprometió hoy a reducir las emisiones de efecto invernadero más allá de lo que pide la Comisión Europea para 2030, así como a impulsar un «Green Deal» y a aumentar la contribución al Fondo Verde para desarrollo sostenible. «España estará a la altura de las circunstancias en cuanto no tengamos un Gobierno en funciones» para asumir todos esos compromisos, ha añadido Pedro Sánchez durante una rueda de prensa, con motivo de la celebración de la cumbre mundial del clima en Madrid.

Sánchez, según recoge Efe, ha destacado el compromiso de España con la reducción de una de cada tres toneladas de las que se emiten en la actualidad, con un 20 por ciento menos que en 1990, para alcanzar la neutralidad climática en 2050. También «impulsaremos un Green Deal», un pacto verde, para que las personas estén «en el centro» de las políticas de energía y clima, de modo que la transición hacia las economías descarbonizadas sea «justa y no haya perdedores, y sí oportunidades para todos».

Asimismo, aumentará la contribución financiera al Fondo Verde para el desarrollo sostenible como muestra de «nuestro compromiso» con Naciones Unidas y la agenda multilateral.

Sánchez ha advertido de las evidencias científicas del grave impacto de la crisis climática y ha destacado el papel de jóvenes, regiones y ayuntamientos a la hora de presionar a los líderes políticos para que adopten compromisos «mas explícitos» contra la crisis climática.

Lee (IPCC): «No hacemos lo suficiente; ni nos acercamos»

El surcoreano Hoesung Lee, presidente del panel intergubernamental de expertos que asesora a la ONU en materia de cambio climático (IPCC, en sus siglas en inglés), ha subrayado hoy que la crisis climática «es real» y ha lamentado que la comunidad internacional no está haciendo lo suficiente para combatirla.

«No estamos haciendo lo suficiente para combatir esta crisis; ni nos acercamos», ha señalado Lee, quien ha urgido a los países a dar pasos más ambiciosos para evitar «la desconexión» entre lo que vaticina la ciencia y lo que deciden los Gobiernos.

El máximo responsable del panel de científicos ha iniciado su intervención agradeciendo a España su disposición a organizar el evento tras la renuncia de Chile y ha valorado los esfuerzos que ya había realizado el país andino durante los últimos meses para acoger la cita.

Hoesung Lee ha recordado que durante los últimos meses el IPCC ha hecho públicos tres informes que ponen de relieve que los impactos del cambio climático van a ser «mucho más graves de lo que pensábamos».

Subirá el nivel del mar, y los efectos serán especialmente dramáticos en los países más pobres y vulnerables, ha señalado Lee, quien ha apelado a la necesidad «urgente y acuciante» de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El presidente del IPCC ha incidido en que luchar contra el cambio climático es luchar contra la pobreza, contra la pérdida de biodiversidad y a favor de un desarrollo sostenible, de la seguridad alimentaria, de la salud pública y de la seguridad mundial.

«Pero la tendencia actual es de un aumento continuado de la temperatura media del planeta», ha aseverado Lee, quien ha subrayado que es «una amenaza real» que requiere un cambio «rápido y urgente».

Los trabajos del IPCC «han llegado a todos», y han contribuido a su juicio a mejorar la comprensión de la crisis, y ha urgido a la comunidad internacional a actuar en consecuencia para dar respuesta a la alerta que los científicos han puesto sobre la mesa.

 

Medio centenar de Jefes de Estado y de Gobierno, ministros, representantes de gobiernos de 196 países, organizaciones internacionales, grandes empresas y organizaciones empresariales, actores de la sociedad civil y de distintas ONG ambientales y medios de comunicación de todo el mundo asisten este lunes a la inauguración oficial de la cita anual del clima, que se celebra del 2 al 13 de diciembre en Madrid para tratar de impulsar la acción mundial contra la emergencia climática e implantar a partir de 2020 el Acuerdo del Clima de París.

En el aspecto más técnico de la Cumbre, las negociaciones se centrarán en implementar el único aspecto que queda sin acordar para la operatividad plena del Acuerdo de París, el artículo 6, referido a la regulación de los mercados de carbono. Sin embargo, el foco de esta cita se ha puesto en la importancia de que los países firmantes anuncien su voluntad de aumentar la ambición climática, incrementando sus contribuciones nacionales de reducción de CO2 (NDC), algo que deberán expresar formalmente a lo largo de 2020.

En una rueda de prensa celebrada este domingo 1 de diciembre, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ha exigido mayor voluntad política para que el reto que tiene el planeta en la lucha contra el cambio climático no sea «inalcanzable». «Estamos en el hoyo y cavando, y es demasiado tarde para escapar», ha avisado.

Carolina Schmidt: «El mundo nos está mirando. Es tiempo de actuar»

 El presidente saliente de la COP, Michal Kurtyka (d), pasa el relevo a su sucesora, la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt (i), durante la ceremonia de apertura de la 25 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP)
El presidente saliente de la COP, Michal Kurtyka (d), pasa el relevo a su sucesora, la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt (i), durante la ceremonia de apertura de la 25 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP)

La inauguración procedimental de la Cumbre del Clima de Madrid -XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP25)- se ha producido este lunes 2 de diciembre hacia las 8.30 horas cuando el ministro del Clima de Polonia y presidente de la COP24, Michal Kurtyka, ha realizado el traspaso de la presidencia a la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt Zaldívar.

«El mundo nos está mirando. Es tiempo de actuar», ha dicho la nueva presidenta, asegurando que el lema de la COP25 «no es un eslogan» porque es necesario que la transición climática sea «más rápida, justa e inclusiva».

Durante la inauguración procedimental de la COP25 Kurtyka, presidente de la COP24, celebrada el año pasado en Katowize (Polonia), ha declarado la apertura de la COP25 y el plenario ha elegido por aclamación a la presidenta de la COP25, la chilena Schmidt Zaldívar. Acto seguido el ministro traspasado la presidencia y el equipo de la COP ha subido al escenario.

Schmidt Zaldívar ha subrayado que la presidencia chilena representa a América Latina y el Caribe y que los países en desarrollo tienen problemas ambientales, sociales y políticos distintos a los desarrollados. «Tenemos un desafío común pero con necesidades diferenciadas», ha especificado, al tiempo que ha recordado que las crisis sociales, como la que vive su país, y las ambientales, son dos caras de la misma moneda que hay que enfrentar de modo común.

Ambición climática

También ha afirmado que los compromisos acordados en 2015 en el Acuerdo de París no son suficientes y ha invitado a todos los gobiernos del mundo entero y al resto de actores a unirse a la Alianza por la Ambición Climática, de la que ya forma parte España, para actualizar en 2020 los las contribuciones nacionales de reducción de gases de efecto invernadero (NDC) y comprometerse a la neutralidad climática en 2050. El día 11 de diciembre, según ha recalcado, será el día de la ambición climática.

Schmidt Zaldívar ha recordado que se cumplen 25 años de las COP, una fecha que debe hacer reflexionar ante una ciudadanía que pide no sólo más justicia, sino más igualdad y consideración con los más vulnerables, así como un cambio de rumbo para establecer compromisos concretos y metas claras.

Previamente, el ministro polaco ha recordado que la COP24 dio lugar a lo que se conoce como las reglas de Katowize para la implementación del Acuerdo de París, aunque ha recalcado que quedan algunas «páginas en blanco» que la CO25 debe resolver. Un año después, tal y como ha recalcado, el mundo ha cambiado, pero ha manifestado su confianza en los jóvenes, que tienen el «coraje» de exigir la actuación.

Comentarios

Arranca la Cumbre del Clima: «Solo un puñado de fanáticos niegan la evidencia»