La futbolista Candela Soria ya tiene autorización para jugar con audífono

«Mi mayor miedo era volver a pasar por lo que ocurrió el sábado del incidente»


Ourense

«Mi mayor miedo era volver a pasar por lo que ocurrió el sábado del incidente». Así de claro lo tiene Candela Soria, la jugadora del equipo de fútbol sala de Primera División, Ourense Envialia, a la que el pasado sábado 5 de octubre la pareja de árbitros formada por González Blaya y Nicolás Navarro le prohibieron jugar con el audífono que necesita para escuchar correctamente. Candela tiene un poco más del 50 % de audición en cada uno de sus oídos y, por eso, afirma: «Sin el audífono pierdo seguridad. Es lo único que yo necesito para jugar al fútbol». Pero a partir de ahora no tendrá que volver a pasar por una situación similar a la que vivió en Murcia. El club de la ourensana recibió este lunes una autorización de la Federación Española de Fútbol por la cual se le permite jugar portando el pequeño aparato de plástico.

La habilitación es el resultado de una solicitud formal tramitada por el equipo, justificando que el uso del audífono no supone un riesgo para Candela ni para sus compañeras o contrincantes en el campo, sino que el riesgo aparece cuando no lo utiliza. «Recibir esta autorización me tranquiliza mucho. Me ayuda y me anima un montón para seguir adelante e intentar mejorar cada día», admite Candela. La ourensana también afirma sentirse especialmente agradecida por la repercusión de lo que le ocurrió, la cálida y empática acogida que recibió por parte del público deportivo -y no deportivo- y la respuesta de la federación. «Solo puedo dar las gracias, la verdad. Aún así quisiera que no volviese a ocurrir. A las personas que tenemos que utilizar audífono o cualquier otra muleta que supla un problema concreto, no nos pueden privar de lo que necesitamos para desarrollar nuestro trabajo o nuestra pasión cómodamente y al 100 %», dice la jugadora del Ourense Envialia. «Hay que evitar que pasen cosas así. Porque quienes lo sufrimos, lo último que queremos es sentir esta inferioridad. Lo más importante es promover y dar pie a la igualdad siempre», continúa.

También el entrenador de las chicas del Ourense Envialia, Gonzalo Iglesias Morenín, ha expresado su gratitud al Comité de Árbitros y a la federación. «Han mostrado empatía y esta autorización supone un poco de tranquilidad para Candela, por lo que estamos muy contentos», dice. A pesar de la habilitación, ambos, tanto la jugadora como su entrenador, afirman estar ya en aras de trabajar sin el audífono. Algo que la ourensana se propuso a raíz de lo ocurrido en Murcia y que ahora contempla llevar a cabo. El pasado viernes comenzaron con un entrenamiento en el que Candela no utilizó el aparato auditivo. «Hubo un poco de tensión pero la verdad es que todo fue bien. Ella está muy receptiva y así es mucho más fácil que comprenda las señales. De todas formas, jugará siempre como ella se sienta más cómoda», dice Morenín. Por su parte, la del Ourense Envialia, admite que le fue difícil entrenar sin su audífono: «Me gusta acabar lo que empiezo y me propuse crear estas vías de comunicación con mi equipo. La verdad es que el viernes no lo pasé nada bien pero vamos a hacerlo poco a poco. Ahora ya sin la presión que suponía aprender obligatoriamente a jugar sin audífono supongo que todo irá mejor». Atendiendo a su perseverancia y esfuerzo, no cabe duda.

Los árbitros obligan a retirar en pleno partido el audífono a una jugadora gallega del Ourense Envialia de fútbol sala

maría doallo

Los colegiados negaron la herramienta que palia su pérdida auditiva del 50%

Candela Soria cumple este año su tercera temporada como jugadora del Ourense Envialia -equipo de fútbol sala de Primera División-, tiene 21 años y, además, una pérdida auditiva de casi el 50 % en los dos oídos, algo que la obliga a utilizar un audífono en cada oreja. «Estoy acostumbrada a llevar solo uno, el derecho, durante los partidos y los entrenamientos. He aprendido a desenvolverme con uno y lo llevo muy bien», afirma. Desde que comenzó a jugar al fútbol, con seis años, lleva utilizando este minúsculo aparato de plástico cuando sale al campo, algo que no es un problema ni un impedimento para la jugadora ourensana, por el contrario sí lo fue para los árbitros del partido disputado el sábado pasado en Murcia contra el UCAM, González Blaya y Nicolás Navarro. Ante la sorpresa de la propia Candela, de sus compañeras de equipo y de su entrenador, Gonzalo Iglesias Morenín, se le impidió disputar el partido con el audífono puesto. «Fue una situación totalmente desagradable, me puse muy nerviosa. Si no lo llevo, pierdo seguridad porque no soy capaz de oír lo que pasa detrás de mí». Y añade: «Nunca me había encontrado con una situación así ni nadie me había comentado anteriormente que me podría pasar».

Seguir leyendo

Comentarios

La futbolista Candela Soria ya tiene autorización para jugar con audífono