La Audiencia Nacional investiga si el Santander colaboró con el blanqueo del HSBC

La Guardia Civil recabó en la sede del banco documentación de cuentas ligadas a la lista Falciani


madrid / la voz

La investigación de la famosa lista Falciani, que desde el 2013 instruye en la Audiencia Nacional el titular del juzgado número 5, José de la Mata, se trasladó ayer a la sede central del Banco Santander, en la madrileña localidad de Boadilla del Monte. Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se personaron por la mañana en las dependencias de la entidad con un «requerimiento de información, subsidiario de registro», ordenado por el juez a petición de la Fiscalía Anticorrupción. Es decir, que los agentes estaban autorizados para registrar el banco si este no les facilitaba la documentación exigida sobre «determinadas cuentas corrientes» investigadas dentro de la lista Falciani. Una relación facilitada a la Fiscalía en el 2012 por el ex informático del HSBC Hervé Falciani, que incluía 4.000 cuentas relacionadas con ciudadanos españoles que acumulaban en la sede suiza del banco británico 1.800 millones de euros.

Las fuentes consultadas han apuntado que se investiga el modus operandi seguido para blanquear el dinero procedente del HSBC y si el Santander colaboró o incurrió en una mala praxis. La entidad que preside Ana Botín emitió un breve comunicado en el que confirmaba que había recibido «una petición de información sobre movimientos de determinadas cuentas entre entidades» y que el banco estaba atendiéndola, «suministrando todos los datos disponibles».

Siete horas de pesquisas

Los agentes permanecieron durante siete horas en la Ciudad Financiera del Santander, de donde salieron por la tarde con documentación en soporte digital.

«El banco está prestando en todo momento toda la colaboración requerida por las autoridades», había asegurado antes la entidad en su comunicado sobre la investigación, que está bajo secreto de sumario.

Las que han dejado de estarlo, sin embargo, son las cuarenta piezas separadas que el juez De la Mata ha abierto a otras tantas personas y familias, incluidas en la citada lista Falciani. Según confirmaron ayer fuentes jurídicas, el magistrado ha incoado las cuarenta diligencias previas, pero se ha inhibido en favor de los juzgados correspondientes a los domicilios fiscales de los investigados por la presunta comisión de delitos contra la Hacienda Pública.

Ningún investigado en Galicia

Ahora las cuarenta piezas separadas se van a repartir entre todas las comunidades autónomas, a excepción de Galicia, Asturias, Aragón, Extremadura y La Rioja, ya que ninguno de los presuntos evasores tenían residencia fiscal en ellas «en el momento de la consumación de los delitos, en junio del 2008».

La investigación arrancó en junio del 2013 con una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción, apoyada en la documentación y los soportes informáticos facilitados por Falciani, sustraídos de la sede en Ginebra del HSBC. La denuncia detallaba la presunta comisión de delitos contra la Hacienda Pública por parte de residentes en territorio nacional y un delito continuado de blanqueo de capitales.

El banco informó en una nota de que estaba facilitando «todos los datos disponibles»

El juez deriva a tribunales locales a 40 investigados del caso Falciani porque su evasión no fue abultada

El juez De la Mata explica su decisión de derivar a tribunales territoriales la investigación de los cuarenta acusados de presuntos delitos fiscales usando cuentas opacas en el HSBC, en lugar de continuar con la instrucción en la Audiencia Nacional, porque las cantidades defraudadas al fisco no eran «de extraordinaria relevancia».

Así lo señala en uno de los autos en los que se inhibe, y al que tuvo acceso Europa Press. En el mismo precisa que «es necesario determinar caso por caso la competencia judicial ya que en casos de extraordinaria relevancia que pudieran ocasionar grave perjuicio a la economía nacional, la competencia correspondería a la Audiencia Nacional». El juez, con la opinión favorable de la Fiscalía, argumenta que ha levantado el secreto de las actuaciones -iniciadas en el 2013- porque en este punto del procedimiento «ya no puede dar ocasión a interferencias o manipulaciones» que entorpezcan la instrucción.

Entre los nombres más conocidos incluidos en la lista Falciani figuraban el entonces presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y su familia; los Pujol o Alicia Koplowitz. De la relación inicial de 4.000 cuentas en el HSBC, la Fiscalía denunció ante la Audiencia Nacional 250 nombres que ahora se han quedado reducidos a cuarenta investigados.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Audiencia Nacional investiga si el Santander colaboró con el blanqueo del HSBC