El ERE del Popular afectará a 42 trabajadores y supondra el cierre de siete oficinas en Asturias

Los empleados desconocen aún las condiciones exactas. El recorte podría incluir prejubilaciones o un programa de movilidad


Redacción

El Banco Popular empieza a proceder con las primeras las medidas de la reestructuración anunciada y que tendrá notables efectos en Asturias, tal como se hacía eco La Voz. Finalmente serán siete las oficinas bancarias que se cerrarán en Asturias -cinco en Oviedo y dos en Gijón- y, aproximadamente, 42 los trabajadores a los que afectará el ERE planeado, peligrando su puesto de trabajo, según ha declarado Manuel Herminio García, responsable sectorial de banca de UGT Asturias. «El personal de las oficinas cerradas será reasignado en las demás y posteriormente será cuando se ejecute el ERE», afirma García, añadiendo que los empleados «desconocen todavía las condiciones y en qué situación quedarán tras la ejecución del expediente», entre las cuales podrían haber prejubilaciones o que el banco abra un programa de movilidad geográfica a nivel nacional.

«Tratan de hacer que la plantilla pague por los resultados negativos de la mala gestión de un proyecto para el que el banco no estaba preparado», sentencia el responsable sindical, que agrega que «pasaron de ser el banco más rentable del mundo a una caída en bolsa del 95%». Según García muchas familias se van a ver afectadas por las medidas mientras que «gente como el consejero delegado se va con seis millones de euros debajo del brazo».

Por su parte, CCOO ha mostrado su rechazo a los despidos, el cual «impediría el funcionamiento operativo del banco comprometiendo por tanto su independencia». El sindicato teme que solo se trate de una reducción salvaje de gastos, «sin garantía de proyecto de futuro». Califican como «grave» que este esfuerzo que se pide a la plantilla no se considere que deba ser compartido por las demás partes interesadas, «singularmente accionistas y directivos». CCOO denuncia y reclama que de «ninguna manera» pueden haber remuneraciones extra a los directivos o reparto de dividendos mientras haya reestructuración de plantilla. «No puede ser que unos hagan sacrificios para que otros puedan cobrar», sentencia el sindicato.

Acciones de protesta

Los trabajadores del Grupo Banco Popular se concentrarán en Oviedo en protesta por el ERE, en manifestaciones convocadas por UGT y CCOO. Las concentraciones tendrán lugar en la calle de Uría, frente a la oficina principal de la entidad en la capital del Principado el jueves 13 de octubre a las 12.00 horas y el jueves 20 de octubre a las 17.30 horas.

A nivel estatal, las movilizaciones por el ERE en el Grupo Banco Popular están teniendo lugar en todo el país. La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo espera que «la dirección de la empresa recapacite y modifique su intención de llevar adelante este despido colectivo». Aducen, entre otras cuestiones que «es una inmoralidad» despedir a 2.900 trabajadores para que los accionistas cobren dividendos o para que los directivos reciban «remuneraciones extraordinarias».

Cifras estimadas del ERE

Las cifras que se barajaban respecto a la salida de trabajadores estimaban que afectaría a un porcentaje de entre el 22% y el 25% de la actual plantilla nacional -unos 3.000 trabajadores-, que está formada 12.910 personas después de la fusión entre el Popular y el Pastor. El 28% de los despedidos serán en Madrid, el 16% en Andalucia, el 15% en Galicia, el 11% en Cataluña, el 8% en Castilla y León, el 6% en Valencia y el 16% en el resto de comunidades autónomas (sin concretar el porcentaje, pero con un mínimos del 1% y un máximo del 3%). Respecto a las oficinas, el banco había planteado el cierre de 300 sucursales, la mayoría por fusiones entre las que estén más cerca. Además, pretenden modernizar las restantes, reducir los días de apertura en las localidades de menor tamaño y crear equipos compartidos. 

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

El ERE del Popular afectará a 42 trabajadores y supondra el cierre de siete oficinas en Asturias