Los sindicatos del Banco Popular se manifiestan en Uría por los despidos

UGT y CCOO empiezan sus acciones sindicales para luchar contra el ERE que se negocia con la entidad bancaria estos días

Los sindicatos del Banco Popular se manifiestan en Uría por los despidos UGT y CCOO empiezan sus acciones sindicales para luchar contra el ERE que se negocia con la entidad bancaria estos días

Redacción

Los sindicatos del Banco Popular se han manifestado al mediodía en la entrada de la oficina central de la entidad bancaria en Oviedo, en la calle Uría. UGT y CCOO habían convocado esta concentración como medida de protesta para los aproximadamente 42 despidos y el cierre de siete oficinas -cinco en Oviedo y dos en Gijón- que el banco pretende llevar a cabo y coincidiendo con una nueva reunión de la Mesa negociadora. «El motivo de esta concentración es el apoyo a los compañeros que tenemos en la Mesa negociadora del ERE, el cual se hace para una reestructuración bancaria de una empresa que no necesita precisamente ninguno», manifiesta el responsable sindical de UGT en Asturias, Herminio García, agregando que los 2.894 despidos que están anunciados en toda España «representan el 25% de la plantilla, lo que hace inoperativo al banco». Por su parte, el representante de del Banco Popular en CCOO, Fernando Álvarez, afirma que el hecho de echar a 3.000 personas va a crear «un gran perjuicio en el resto de la plantilla», y lo califica como «una salvajada». «No sabemos como va a quedar la cosa, ya que los que continúen van a tener una carga extra muy grande», asegura.

García asegura que la medida del cierre de las oficinas no «tiene sentido» ya que «están en beneficio y que lo estuvieron siempre» además de que también afecta a los ciudadanos al dejar a la población dentro de lo que califica como «exclusión financiera». «Pretenden que gente que esta con cuenta en la avenida del Cristo pase a La Argañosa o gente que esta abajo, en Teatinos, vaya a La Tenderina y eso es imposible ya que lo que el cliente busca es proximidad», asevera García.

Horas extra sin remunerar e implantación de las tecnologías digitales

Ambos representantes sindicales están de acuerdo en que los plazos que marca el Popular no son los adecuados. «Lo que decimos es que todo se puede hacer marcando unos tiempos. Nosotros estamos dispuestos a ayudar para que tenga el menor impacto posible, pero no de estas maneras», cuenta García. Fernández comenta al respecto que el proceso podría hacerse «de forma natural». «Sabemos, por el porcentaje de empleados que hay, que en torno a 400 ó 500 se jubilarían de forma natural todos los años, por tanto esta rapidez con la que quieren hacerlo nos parece una salvajada», sentencia.

Coincidiendo con la nueva reunión la empresa ha presentado, como parte de su plan de viabilidad futura, el Plan de Optimización de la red Comercial -Proyecto GOLD-, basado en la digitalización y centralización de las tareas administrativas de la Red para incrementar su actividad comercial. El proyecto se implantará de manera urgente el 7 de noviembre en las 600 oficinas españolas que se fusionan y que no van a recibir plantilla adicional, y en el resto el próximo año. Desde CCOO entienden que «debido a las nuevas tecnologías no se necesite tanta gente», pero quieren transmitir la idea de que es un proceso que requieren «de un tiempo el cual es el que piden para que se adapte la plantilla». «Si lo que se pretende es adaptar la estructuras y el negocio a lo que existe en este momento no se tendría por qué trabajar por las tardes y sabemos que, en banca general y en el Banco Popular, están haciéndose muchas horas extraordinarias por las tardes sin remunerar así que entendemos que no es que sobre plantilla sino todo lo contrario», concluye Álvarez.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Los sindicatos del Banco Popular se manifiestan en Uría por los despidos