Las eléctricas ingresan 23 millones más al día por la escalada de la electricidad

Las centrales facturan este mes 1.000 millones, un 130 % más que hace año

.

redacción / a

Las empresas que se dedican a la generación de energía eléctrica en España ingresaron en los 24 días que van de enero 1.000 millones de euros por la venta de electricidad en el mercado mayorista. Son, de media, 41,6 millones al día. Toda una fortuna, más si se compara con lo que obtuvieron durante el mismo período del 2016: 433 millones, 18 diarios. Es decir, están facturando un 131 % más que hace un año. La escalada de los precios de la electricidad de las últimas semanas está reportando al sector 23 millones diarios adicionales, de acuerdo con los datos extraídos de la página web del operador del mercado eléctrico, OMIE, que cada día publica precio medio y volumen económico. Según la misma fuente, el año pasado se movieron en el mercado mayorista español 8.400 millones de euros; en el 2015 fueron 10.200.

No todo ese dinero fueron beneficios para las eléctricas, claro, porque las instalaciones tendrán que descontar los gastos diarios, pero aun así las empresas están engordando sus cuentas de resultados. Y todo porque las reglas de juego estipuladas por el Gobierno para el funcionamiento de ese mercado, en el que cada día Red Eléctrica de España (REE) compra los megavatios hora que estima necesarios para atender la demanda de energía del país, favorecen que las tecnologías más caras estén marcando estos días los precios medios a los que paga cada día la electricidad. Si esta sube, también lo hace el recibo de la luz que abonan los consumidores, pues la cotización de mercado influye aproximadamente en una tercera parte de esa factura. Así, mientras en lo que va de enero la energía en el mercado se ha encarecido un 100 %, el recibo lo hará en torno a un 28 %, según cálculos efectuados por la Axencia Provincial da Enerxía para una familia media con 4,4 kilovatios de potencia contratada y 3.500 de consumo anual.

La última, triunfa

Las distintas tecnologías de generación entran en el mercado por orden de coste -tienen prioridad las energías renovables- y la última de ellas en participar, la más cara, marca el precio para el conjunto. Estos días, las reinas del baile son las centrales de ciclo combinado, que usan como combustible el gas natural, que está por las nubes por problemas de suministro desde Argelia. Estas instalaciones habitualmente no son tan necesarias, pero ahora sí, porque la baja hidraulicidad debido a la sequía está reduciendo las aportaciones de las energías renovables, que abaratan el mercado. Otros factores que están contribuyendo a tirar al alza de las cotizaciones diarias del megavatio hora son el repunte de la demanda, debido a la ola de frío, y el parón de varias centrales nucleares en Francia. El país vecino está comprando más energía a España para suplir ese déficit.

La Fiscalía de lo Civil del Tribunal Supremo ha salido en defensa de los consumidores ante estas subidas de la luz y ha iniciado una investigación por si ocurre algo más que sea irregular en el mercado eléctrico. Además, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, que comparecerá el jueves en el Congreso para explicar qué está pasando, anunció medidas para tratar de contener los precios. No reformará las normas que rigen en el mercado, sino que intervendrá en el negocio del gas para que no cueste tanto dinero encender los ciclos combinados. Pero el sector duda de que esa medida surta efecto. Fuentes de ese negocio destacaron que, ante las circunstancias actuales, lo normal es que el precio de la electricidad se esté poniendo por las nubes.

El segundo precio más alto del año es hoy; y la hora más cara, las 21

Como no se desaten los temporales y traigan energías renovables en abundancia, el mercado eléctrico va camino de alcanzar unos históricos 100 euros el megavatio hora de precio medio diario. De momento, no ha llegado a los 90, pero poco le falta. Hoy registrará el segundo coste más alto del año, con 87,9 euros, tras los 88 del pasado viernes. Hay que remontarse a diciembre del 2013 para encontrar cotizaciones más elevadas. Pero, en aquel momento, el mercado mayorista aún no determinaba directamente una parte del recibo de la luz. Lo hace desde marzo del 2014 por decisión del Gobierno.

Desde entonces, el recibo de la luz de los consumidores domésticos con contratos de suministros acogidos al mercado regulado (amparado por la normativa del Ministerio de Industria) es variable. Tanto que aquellos que cuentan con contadores digitales pagan una tarifa diferente por cada hora. La implantación de este sistema de referencia de precios horarios obliga a adaptar los hábitos para que la factura no se desmadre, sobre todo a aquellos que disfruten de discriminación horaria. Hoy, la hora más cara del día serán las nueve de la noche, cuando el megavatio hora costará 99,10. La más barata, las cinco de la madrugada.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las eléctricas ingresan 23 millones más al día por la escalada de la electricidad