Eduardo Montes: «Es bueno que la Fiscalía investigue la subida de la luz de enero»

El presidente de la patronal eléctrica Unesa asegura que el mercado eléctrico funciona de forma correcta y que es imposible manipular los precios

.

Redacción / La Voz

El ingeniero industrial Eduardo Montes Pérez del Real (Madrid, 1951) se incorporó como becario a Siemens en 1975. Seis años después recaló en Alcatel, donde se convirtió en director general. Pero en 1995 regresó a Siemens, donde en el 2002 se convirtió en el presidente de la tecnológica alemana en España, y cuatro años después se sentó en su consejo de administración mundial. Desde el 2010 preside Unesa, la patronal de las compañías eléctricas.

-El ministro de Energía, Álvaro Nadal, calculó en enero que la factura de la luz subiría este año unos 100 euros si los precios de mercado de la electricidad se mantenían en los niveles históricos alcanzados en enero. ¿Cuánto estiman ustedes que se encarecerá el recibo este año?

-Lo que pasó en enero ya se explicó por activa y por pasiva. La demanda creció de forma muy importante, del orden del 8 o el 10 %, debido a la ola de frío. Por otra parte, al haber en Francia una serie de centrales nucleares paradas por una revisión, eso hizo que la demanda inducida desde Francia aumentase. A esto se le sumó que casi no hubo viento ni llovió en absoluto, y apenas funcionaron la generación eólica ni la hidráulica. Y si la oferta baja y la demanda aumenta, el precio sube. Eso pasa en todos los mercados, y en el nuestro también. De hecho, los precios altos en España estuvieron en línea con los de los países de nuestro entorno. Sobre lo que va a pasar este año, yo creo que se parecerá más al 2015, el pasado fue especialmente barato porque fue muy lluvioso y ventoso.

-El funcionamiento del mercado eléctrico español es igual a los de otra veintena de países, pero solo aquí repercute directamente sobre una parte de la factura de los consumidores domésticos. ¿Está de acuerdo con esa fórmula?

-El mercado mayorista funciona aquí y en el resto de países europeos desde 1997 y lo hace de un modo absolutamente correcto. También es verdad que los consumidores tienen dos posibilidades: o atenerse a ese mercado volátil y contratar la tarifa regulada, o quedarse con la opción por la que apostamos muchos, que es ir al mercado libre. En él, cada uno negocia el precio con un suministrador, no está sometido a esas volatilidades. En los últimos tres años, a los usuarios con la tarifa regulada no les ha ido mal porque los precios no han sido altos, y nadie ha dicho nada, pero ahora que han subido, pues han tenido que pagar más.

-¿Recomienda entonces el mercado libre? ¿Es más barato para un consumidor?

-No, no recomiendo nada. Yo estoy en el mercado libre porque prefiero acordar un precio con un suministrador, y sé lo que voy a pagar cada mes, pase lo que pase en el mercado. Es una opción muy personal.

-¿Qué le parece que la Fiscalía del Tribunal Supremo haya abierto una investigación sobre la subida de la luz en enero? Parece que la mera investigación arroja dudas sobre el buen funcionamiento de ese mercado, ¿no?

-La Fiscalía investiga de oficio cuestiones y Competencia igual. Yo creo que es bueno que haya claridad, transparencia, que se investigue todo, me parece perfecto. Personalmente creo que es muy, muy difícil cualquier tipo de manipulación del mercado eléctrico, porque hay muchos actores, hay un supervisor... Es muy complicado.

-Pero ¿les molesta esa investigación?

-En absoluto. Además, no creo que arroje ninguna sombra de duda la mera apertura de la investigación. Yo creo que la Fiscalía se ha movido por la preocupación de la gente por una subida de precios que es completamente normal en el mercado. No tengo nada en contra de esa investigación, me parece bien.

-¿Qué medidas se pueden tomar para abaratar una de las facturas más caras de Europa?

-Aquí se da una paradoja y es que el precio de la energía está en la tabla media baja de Europa, sin embargo la factura está en la media alta. Esto se debe a que la mitad del recibo son costes que realmente no tienen mucho que ver con el sistema eléctrico en sí, y son los que hacen que la factura sea cara, pese a tener un sistema de generación muy competitivo.

-Y si estuviera en sus manos, ¿qué medidas tomarían para abaratar la factura entonces?

-Quitar de la factura algunos de esos costes.

-¿Y bajar el IVA del 21 %?

-Bajar impuestos me parece bien, pero eso debe decidirlo el Ministerio de Hacienda.

-¿Qué opina de las puertas giratorias?

-Tengo poco que decir, pero hay una ley de incompatibilidades y la gente puede hacer aquello que le permite la ley.

-¿Se sienten a veces los polis malos de la película?

-Nuestra obligación es explicar mejor el sistema eléctrico y ya está, no tenemos ningún sentimiento de poli malo, en absoluto. Estamos muy tranquilos.

-¿De verdad hay competencia suficiente en el mercado?

-Sin duda, hay varias generadoras, cientos de comercializadoras... Aquí todas las compañías eléctricas que han querido instalarse en España lo han hecho.

«Le hemos pedido al ministro estabilidad regulatoria»

Montes fue reelegido presidente de Unesa en diciembre por un mandato de otros tres años.

-¿Hay quizá demasiada intervención estatal en el sistema eléctrico? Si hubiese menos, ¿funcionaría mejor?

-En todos los países hay sectores estratégicos que están regulados. Probablemente haya demasiada norma, demasiada regulación, que hace que el sistema eléctrico sea muy complejo.

-No le vendría mal entonces una simplificación.

-Tampoco sé si se puede, pero sería bueno.

-¿Ve próximo el fin del mercado regulado?

-Una parte del mercado seguirá estando regulado, como está en toda Europa, no creo que haya mucha capacidad de cambio.

-¿Qué reformas le han pedido al nuevo ministro Álvaro Nadal?

-No le planteamos nada especial, simplemente que haya una estabilidad regulatoria que nos permita mirar e invertir, si hace falta, a largo plazo.

-O sea, que dejen de hacer cambios en el sistema.

-Sí, que sea un sistema claro, y que cada uno se ocupe de lo que se tiene que ocupar. Que los servicios sociales, el Estado, se ocupen de lo que se tienen que ocupar, y nosotros de dar un suministro bueno y competitivo.

-¿Qué les parece la nueva propuesta de bono social? Las comercializadoras pagarán parte del recibo a las familias vulnerables

-El bono social es una ayuda para consumidores vulnerables, lo cual está muy bien. Lo que creo es que no deberían pagarla las empresas privadas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Eduardo Montes: «Es bueno que la Fiscalía investigue la subida de la luz de enero»