La nueva sentencia sobre cláusulas suelo «atrapa» a casi un millar de asturianos

«Es una injusticia porque fueron los que abrieron brecha y ahora se ven perjudicados», afirma el presidente de la UCE

.

Redacción

La sentencia emitida por el Tribunal de Justicia Europeo el mes de diciembre pasado, mediante la cual se obligaba a los bancos a reembolsar las cuantías íntegras de las cláusulas suelo a sus clientes afectados, recibió un mazazo hace unos días. Un nuevo fallo del Tribunal Supremo establece que aquellos que ya cuenten con una sentencia en firme no podrán recuperar más dinero del que ya hayan obtenido, es decir, perderán las cantidades anteriores al primer fallo en mayo de 2013. Casi un millar de asturianos podrían verse afectados por este nuevo revés, según afirma Dacio Alonso, presidente de la Unión de Consumidores (UCE) de Asturias. «Es difícil hacer una valoración de cuantas sentencias se pronunciaron en Asturias antes de la sentencia del Tribunal Europeo pero, desde luego, algunos cientos próximos al millar», explica. Desde la asociación que preside no iniciaron procedimientos judiciales en representación de sus socios porque confiaban en que el Tribunal Europeo les diera la razón, lo cual Alonso califica como un «acierto pleno». La manera de proceder de la UCE obliga ahora a los bancos a devolver la cantidad íntegra desde la firma del contrato, pero no olvidan a loa afectados por «precipitarse» al acudir a los tribunales. «¿Cómo le dices a alguien que por haberse precipitado en la reclamación ahora no le van a devolver entre 3000 a 5000 euros, a los cuales tiene derecho?», asegura respecto aquellos a los que limita el nuevo fallo del Tribunal Supremo, añadiendo que es «una injusticia porque fueron los que abrieron brecha y ahora se ven perjudicados».  

«Nosotros, como asociación, éramos conscientes de que quien pleitease sin esperar a la sentencia europea corría el riesgo de no poder iniciar una nueva demanda si nos daban la razón, ya que el principio del alcance de cosa juzgada lo iba a imposibilitar», se lamenta el presidente de UCE Asturias. Con ello quiere decir que si un afectado tiene una sentencia firme que reconoce lo abusivo de la cláusula suelo, el nuevo fallo obliga a devolver el criterio que imponía el Tribunal Supremo, limitando la devolución a mayo del 13, fecha en la que se estableció qué tipo de cláusulas era abusivas y cuáles no. Aún así, a las familias que hayan caído en este revés sigue quedándoles una vía: la contenciosa. «Pueden reclamar al Estado el daño provocado por el mal derecho aplicado por el Supremo. Es más largo y costoso, pero tienen derecho a la reparación del daño», agrega Alonso.

En cuanto a todas las demandas que se están presentando ahora, tanto las que están en apelación como las que están en vía extrajudicial, las cuales son mayorías, no resultan afectadas. También los socios asturianos de la UCE pueden estar tranquilos. Las 2.800 reclamaciones presentadas recientemente por la asociación a todas las entidades financieras asturianas que comercializaron hipotecas con este tipo de condiciones se salvan. Seguirán el procedimiento indicado por el Decreto Ley de enero, que regula el procedimiento mediante el cual las entidades deben devolver las cuantías, eliminando las cláusula suelo y recuperando el importe de todo lo cobrado más los intereses desde la firma del contrato hipotecario. Aún así, el presidente de la UCE asturiana muestra su desconfianza por que los bancos resuelvan la cuestión por la vía extrajudicial y sin costes para las familias. Por el momento han denunciado a Liberbank ante la Agencia Regional de Consumo y ante el Banco de España, por no reconocer la representación legal de la UCE para con sus socios y por hacer ingresos a 16 afectados sin respetar el procedimiento legal.  

«El Tribunal Supremo favoreció a los bancos»

En opinión de Dacio Alonso, el Tribunal Supremo tenía que haber actuado de otra manera en mayo de 2013, pero no lo hizo para «favorecer a los bancos». «Tenía que haber preguntado al Tribunal Europeo si limitar los efectos de una cláusula suelo, declarada abusiva y por tanto nula, era conforme con el derecho comunitario, pero no lo hizo», expone. De esta manera, en su opinión, han perjudicado a cientos de familias que no podrán beneficiarse de la «magnífica» sentencia europea, la cual dejó «con el culo al aire al Supremo español y, especialmente, al Gobierno». Para Alonso el Gobierno se personó en Luxemburgo «como una Patronal Bancaria». «Presentaron un informe -señala- hecho a la carta por el Banco de España para defender de forma indecente el enriquecimiento ilícito de los bancos y para que no devolvieran los efectos totales de la aplicación de la cláusula suelo». Por otro lado, también destaca que hay ciertos medios de comunicación «causando confusión» para que la gente no llegue a reclamar, «defendiendo los intereses de los bancos».

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

La nueva sentencia sobre cláusulas suelo «atrapa» a casi un millar de asturianos