Las multinacionales con presencia en Asturias disparan sus beneficios

Bayer, Saint Gobain y Dupont son las empresas implantadas en la región que más ganaron en 2016

Factoría de ArcelorMittal en Gijón
Factoría de ArcelorMittal en Gijón

Redacción

El tejido industrial asturiano depende en gran medida del estado de salud de sus empresas tractoras y, a tenor de los resultados del último año, las grandes multinacionales implantadas en la región gozan de buena salud. El año pasado supuso un punto de inflexión para varias de ellas, que revirtieron sus cuentas al conseguir dejar atrás los número rojos y alcanzar beneficios millonarios. De todas, destacan Bayer, Saint Gobain y Dupont, las tres con ganancias superiores a los 2.000 millones.

Un informe elaborado por la consultora D&B recoge que las multinacionales con presencia en la región facturaron el año pasado 9.430 millones, cifra que supone un incremento de casi el 2,5% respecto al año anterior. El porcentaje supone casi cinco décimas más que el peso de la economía del Principado en el conjunto de España. Según el mismo informe, son de capital extranjero el 0,82% de las empresas operativas en la región mientras que en el conjunto del país lo son el 2,32% de las empresas.

El comportamiento general de todas las grandes multinacionales ha sido bueno en el último año, aunque con diferencias importantes entre ellas. Además, en lo que respecta a las que han presentado resultados correspondientes al primer trimestre de 2017, la evolución continúa siendo buena, un dato que invita a un moderado optimismo. 

La que mejores cifras presentó en 2016 fue la farmacéutica Bayer, La multinacional tiene una planta en La Felguera que es el centro de producción de ácido acetilsalicílico del grupo en el mundo. El año pasado, los ingresos de la compañía aumentaron el 10,2% respecto al año anterior, hasta alcanzar los 4.531 millones. Por beneficios, la segunda más rentable durante el año pasado fue Saint Gobain, con un beneficio antes de impuestos de 3.998 millones frente a los 3.844 del ejercicio anterior. La mejora fue del 7,4%. El tercer cajón del podio lo ocupa la química Dupont, con factoría en Tamón, que el año pasado ganó 2.336 millones, casi un 30% más que en 2015.

Arcelor recupera la senda de los beneficios

No es la multinacional con presencia en Asturias que más ganó, pero sí una de las que más mejoró el año pasado. El gigante del acero, con fábricas en Gijón y Avilés, pasó de perder 7.258 millones en 2015 a ganar 1.669 millones en 2016. El papel de la multinacional en la región es fundamental para la industria asturiana, tanto por el número de trabajadores que tiene (más de 5.000) como por la carga de trabajo que genera para el resto de subcontratas. Entre otras muchas, por ejemplo, Daorje o Dragados, cuyos empleados se manifestaron ayer para exigir la subrogación de la plantilla.

También merece un capítulo aparte Alcoa, que después de unos años de incertidumbre recuperó en 2016 la senda de los beneficios y eso enfrió la decisión de la multinacional de vender sus fábricas asturianas. Aunque todas las opciones siguen sobre la mesa y la compañía se niega a realizar inversiones de calado mientras no se clarifique el sistema de subasta eléctrica a medio-largo plazo, lo cierto es que ya no hay tanta prisa. Durante el primer trimestre de este año la empresa ganó 107 millones, un dato especialmente positivo si se compara con los 215 que perdió en el mismo periodo de 2015. Algo parecido le ocurrió a ThyssenKroupp, que en el primer trimestre de su año contable (computa parte de 2016 y parte de 2017), ganó 8 millones, mientras que en el mismo periodo del año pasado había perdido 23 millones.

Las ganancias de Glencore, propietario de Asturiana de Zinc, que tiene factoría en Arnao, Avilés, también fueron millonarias (1.379 millones en 2016). También fue un buen año para Praxair (con factoría en Gijón), la empresa de suministro de gases industriales que se fusionará con Linde para crear el primer grupo del sector. El año pasado, la compañía ganó 350 millones. A todas estas multinacionales hay que sumar las asturianas con presencia en el exterior de la región, para las que 2016 también fue un buen año, ya que todas ellas mejoraron resultados en la comparativa anual. Sin embargo la situación sigue estando complicada para Duro Felguera y GAM, que a pesar de la leve mejoría, cerraron el ejercicio en pérdidas. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las multinacionales con presencia en Asturias disparan sus beneficios