Manuel Menéndez

La estrategia de Liberbank para ser el banco más solvente de España

La entidad asturiana introducirá cambios en su modelo contable para incrementar sus niveles de capital


Redacción

La mujer del César no solo tenía que ser honesta, además tenía que parecerlo. Algo parecido le ocurre a los bancos españoles, que no solo tienen que ser solventes, también tienen que demostrarlo continuamente. Por ello, y fundamentalmente después de que tras la venta del Popular al Santander el foco de los especuladores se haya puesto sobre Liberbank, la dirección del banco asturiano ha tomado una serie de medidas encaminadas a reforzar su posición y a trasmitir una imagen de estabilidad. La última estrategia, explicada por Manuel Menéndez, consejero delegado de la entidad, en Londres, consiste en introducir cambios contables con el objetivo de convertirse en el banco más solvente de España.

La información publicada por elconfidencial.es señala que Manuel Menéndez ha anunciado que Liberbank introducirá un cambio de modelo contable que le permitirá incrementar su ratio de capital entre 2,8% y 3% puntos porcentuales. De esta forma, la solvencia del banco rondará el 14,5%, porcentaje con el que se situaría por encima del resto de bancos del país y solo por debajo de Banca Marcha, una entidad especializada.

El banco asturiano cerró el primer trimestre con un capital de máxima calidad del 11,3%, pero tras la venta de su filial inmobiliaria a Haya Real Estate, operación con la que ha obtenido una plusvalía de 84 millones, se elevará al 11,5%. Los modelos contables pueden ser establecidos por el regulador (como ocurre ahora) o de forma interna, que luego deben ser regulados por el supervisor. Los internos suelen ser más favorables a las entidades, motivo por el que Liberbank ha decidido optar por esa posibilidad. Según elconfidencial.es, el banco que lidera Menéndez buscará la optimización centrándose en las hipotecas de los minoristas, que representan el 65% de su balance.

El nuevo modelo les permitirá ponderar esos créditos por el 20% de su valor, frente al 40% actual del modelo estandar. Por lo tanto, el consumo de capital se reducirá a la mitad. De esta forma, conseguirá generar unos 300 puntos básicos de capital. Eso sí, en el anuncio del consejero delegado no se concretaron fechas para la aprobación de esta medida por parte del Banco Central Europeo (BCE). La intención es que esté en funcionamiento en el primer trimestre de 2018.

Prohibición de posiciones a corto

Tras la venta del Popular al Santander, la cotización de Liberbank sufrió una serie de ataques que propició el desplome del valor de las acciones. Los directivos del banco compraron participaciones para enviar un mensaje de confianza, pero la sangría no se frenó hasta que la CNMV decidió prohibir la especulación a corto plazo durante un mes. De esa forma, se conseguía ganar tiempo para que los mercados analizasen la caída del Popular y para establecer las diferencias entre los dos bancos.

Al finalizar ese periodo, la CNMV prorrogó otros dos meses la medida para impedir los ataques de inversores con el fin de que la acción se desplome. La decisión, de acuerdo con el supervisor, fue adoptada tras considerar la evolución reciente de la cotización, la volatilidad mostrada por el valor (superior a la del mercado) y los datos disponibles sobre préstamos de valores.

Protestas de los trabajadores

Paralelamente a los esfuerzos de la dirección por intentar calmar a los mercados y consolidar su solvencia, algunos trabajadores continúan denunciando sus condiciones laborales. En este caso no son empleados directos del banco, sino de una empresa que trabaja para la entidad bancaria. 

Los trabajadores de Telecyl de Oviedo, empresa que presta los servicios de teleasistencia a Liberbank, denuncian que después de tres meses de conflicto en el centro de trabajo de Oviedo no ha habido avances en la negociación. Los empleados reclaman mejoras en las condiciones laborales de la plantilla, ya que aseguran que están «deterioradas por la política de organización y control del trabajo que provoca un ritmo y carga de trabajo inasumible, que deriva en situaciones de estrés y malestar permanentes, ya que la empresa no ofrece mejoras sustanciales que alivien esta situación».

Por todo ello, y tras exigir responsabilidades a la empresa y a Liberbank como empresa principal, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Asturies han convocado una huelga en el centro de trabajo el próximo 14 de agosto.

Valora este artículo

1 votos
Etiquetas
Liberbank Santander Londres CNMV BCE Reino Unido Hipotecas
Comentarios