Unos turistas consultan un plano de Oviedo en la calle Uría

El tropiezo de Oviedo y Cangas de Onís lastra el balance turístico de julio

Los hoteles de ambos concejos pierden miles de clientes y de pernoctaciones. La cifra total de viajeros en Asturias cae pero se contratan más noches. El Principado destaca el balance positivo desde enero


Redacción

Tras meses de crecimiento sostenido, julio ha sido la primera pieza en el zapato turístico asturiano. El balance de los hoteles publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) detecta el primer descenso en el número de viajeros alojados, aunque el número de noches contratadas crece. Esto quiere decir que hay menos clientes pero que se quedan más noches. Esa bajada se centra sobre todo en el mercado nacional. Hay más extranjeros pero menos españoles. Y, sobre todo, se explica por el tropiezo de dos concejos: Oviedo y Cangas de Onís. A Llanes tampoco le fueron bien las cosas. El informe señala, en cambio, que Gijón sigue creciendo. A esta localidad los problemas le llegaron el año pasado. Mientras Asturias vivía su particular renacer tras la crisis, los hoteles gijoneses arrojaban datos negativos. Los empresarios y hasta el ayuntamiento responsabilizaron al INE de manejar datos erróneos. Este 2017 se encuentran al otro lado de la barrera.

¿Qué dice el Gobierno del Principado? Se centra en el lado medio lleno de la botella. Destaca el incremento en las pernoctaciones, el crecimiento sostenido de los siete primeros meses y también de julio. Durante esos siete meses, la cifra de noches contratadas ascendió a 1.841.848 pernoctaciones. Esto supone un 5,3% más que en 2016, que marcó un nuevo récord. Si solo se tiene en cuenta julio, la cifra de noches contratadas ascendió un 2,8%. La administración asturiana también señala que el volumen total de clientes desde el 1 de enero tiene una trayectoria ascendente con respecto al año pasado. Otro dato irrefutable es el incremento del mercado internacional. Hay más extranjeros que, además, se quedan más noches.

La explicación al descenso

El informe del INE tiene un apartado en el que analiza los principales puntos turísticos de cada provincia. En Asturias, aparecen reflejados Oviedo, Gijón, Cangas de Onís, Llanes y Villaviciosa, aunque este último concejo se incluye de forma intermitente -al tener menos oferta- y la comparación no es exacta. Del resto, solo Gijón crece. Oviedo se lleva el peor batacazo en julio. 

Las cifras hablan por sí mismas. Oviedo registró 8.814 clientes nacionales y 55 extranjeros menos en sus hoteles. Del mismo modo, las pernoctaciones nacionales cayeron en 7.885. Solo mejoraron ligeramente las internacionales, con alrededor de 900. El tropiezo ha sido lo bastante importante como para repercutir en el balance regional. Cangas de Onís con 5.000 españoles menos -aunque sumó 700 extranjeros más- y Llanes con 2.000 nacionales y 800 extranjeros menos también han puesto su granito de arena.

A los gijoneses, por su parte, todo parece irles bien. Tienen más de todo: más clientes españoles, más extranjeros, mas pernoctaciones nacionales e internacionales. Este verano, el concejo está en pleno repunte después de los cuestionados balances de 2016.

Hasta aquí el análisis por puntos turísticos. El global regional señala que hubo 3.000 alojados menos en hoteles, aunque hubo casi 4.000 extranjeros más. La razón es ese adelgazamiento del mercado nacional. El crecimiento de la clientela procedente de otros países también puede explicar que haya menos viajeros pero más noches contratadas. Eso sucede porque, habitualmente, el internacional se queda más tiempo y el nacional menos. Así que un solo extranjero más aporta más pernoctaciones que un español, en términos generales.

 

Valora este artículo

3 votos
Etiquetas
Oviedo Asturias
Comentarios