Deutsche Bank decide suspender la venta de su negocio en España tras retirar Abanca la única oferta vinculante

Tras varios meses buscando comprador, la dirección del gigante germano sostiene ahora que mantendrá su red en España

.

Redacción

El gigante bancario Deutsche Bank ha decidido, casi por obligación, dar un giro de 180 grados en su estrategia para España. «Confirmamos que seguimos comprometidos con nuestro exitoso y rentable negocio en España», era el mensaje que ayer trasladaba la dirección del grupo desde Alemania para dar carpetazo a la venta de su red y activos en España, una operación en la que llevaba varios meses inmerso el banco y que ahora se suspende. De fondo, según coinciden las fuentes consultadas, está que la única oferta firme presentada, la de Abanca, no satisfacía sus intereses económicos. El grupo pretendía inicialmente ingresar unos 1.000 millones de euros por su negocio en España, cifra que redujo hasta los 700 durante la negociación con los bancos. Pero Abanca no llegó a esa cifra, y otros interesados ?BBVA, principalmente, pero también ING o Targobank? no llegaron a formular una cifra concreta y firme.

La propuesta de la entidad presidida por Juan Carlos Escotet (que no se ha desvelado, pero que podría no llegar a los 400 millones) se formuló hace unas dos semanas, y se esperaba contestación entorno a los días 10 y 11 de este mes. No llegó por parte del grupo germano, y el viernes por la noche la entidad gallega dio mandato de retirar la oferta. Sin ese pretendiente, explican en el mercado, ya no había posibilidad de seguir adelante porque el resto de los aspirantes no habían pasado a una fase más avanzada.

En Deutsche Bank quieren ahora replantear su propuesta y plantean seguir en España a largo plazo, según explican fuentes que han seguido la operación. El banco lleva 125 años en España y es una replica del modelo del grupo en Alemania. Trabaja a través de tres áreas de negocio: comercial, empresas y asesoramiento. Cuenta con cerca de 2.500 empleados que dan servicio a más de 650.000 clientes, con una red de más 220 oficinas, 40 centros de negocios y 18 centros de inversión. En Galicia son seis sucursales, unos 10.800 clientes y 25 empleados.

Por su tipología de cliente (perfil medio-alto) y su presencia en el centro, zona de Mediterráneo y sur de España era en una pieza muy interesante para Abanca, que lleva meses estudiando operaciones corporativas para ganar tamaño y peso en España. Tiene exceso de capital y de liquidez para poder afrontar una compra, y está libre de ataduras administrativas de Bruselas para poder afrontarlo. Este año ya ha creado una marca nueva para México y ha comprado la financiera del Popular.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Deutsche Bank decide suspender la venta de su negocio en España tras retirar Abanca la única oferta vinculante