La Xunta entrega al Parlamento unos presupuestos que crecen por tercer año consecutivo

Valeriano Martínez, conselleiro de Facenda, asegura que las cuentas blindan el gasto social e impulsan la inversión

.

Santiago

Tal y como marcan los plazos previstos en la ley, el Gobierno gallego ha cumplido esta mañana con el trámite de entregar los presupuestos autonómicos en el Parlamento gallego, unas cuentas que se elevan hasta los 9.487 millones, lo que supone un aumento del 2,9 % respecto al pasado año.

Los orzamentos crecen así por tercer año consecutivo y vuelven a estar sustentados sobre los mismos pilares: blindaje del gasto social y aumento de la capacidad inversora, gracias, según la Xunta, al equilibrio de las cuentas. El presupuesto cuenta con 331 millones adicionales, de los cuales 65 se corresponden con el ahorro en el pago de los intereses de la deuda, tal y como ha precisado esta mañana el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez. El cuadro macroeconómico rebaja la previsión de crecimiento del 2,7 % al 2,5 %, como consecuencia de la incertidumbre catalana, y la Xunta prevé que, a lo largo del próximo año, Galicia cree 17.500 nuevos puestos de trabajo, lo que dejará la tasa de paro en el 14,2 %.

El proyecto de presupuestos que la Xunta ha presentado esta mañana en la Cámara recoge que tres consellerías, es decir, las que acaparan el gasto social, absorben el 75 % del gasto no financiero de la comunidad gallega; se trata de Sanidad (3.861 millones), Educación (2.391) y Política Social (701). Con todo, el área que más incrementa su dotación en términos relativos es Infraestructura, que contará este año con 408 millones, un 11 % más.

Durante la presentación de las cuentas, el titular de Facenda también ha hecho hincapié en la apuesta del Gobierno gallego por el impulso de la competitividad empresarial. El Igape, por ejemplo, dispondrá de 116 millones de euros, un 18 % más que en el 2017. El responsable del presupuesto, no obstante, ha destacado el compromiso de los presupuestos con el reequilibrio territorial: la Xunta elevará en el 2018 el gasto por habitante un 9,8 % en la provincia de Ourense y un 6,7 % en la de Lugo, por encima de lo que crece el gasto el A Coruña (4,5 %) y Pontevedra (6,1 %). Al igual que el año pasado, la Xunta ha insistido en que los resultados del equilibrio contable permiten aumentar la inversión al mismo tiempo que se bajan impuestos, lo que permite incrementar la renta disponible en los hogares. Valeriano Martínez ha insistido en que, consecuencia de las bonificaciones fiscales, los gallegos dispondrán en el 2018 de casi 400 millones de euros más, lo que tiene, según la Xunta, un importante carácter social. Las cuentas del próximo año consolidan un ejercicio más la bajada del impuesto de sucesiones (que arrancó en el 2016 y que exime del pago del tributo los primeros 400.000 euros por heredero), la rebaja del IRPF y el programa de impuestos cero en el rural. A esto se suman en el próximo año las nuevas rebajas de impuestos con incentivos para aquellos que generen actividad económica y contribuyan a dinamizar el medio rural y los cascos históricos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Xunta entrega al Parlamento unos presupuestos que crecen por tercer año consecutivo