Rajoy elige a un técnico experto en lides europeas para llevar el timón de Economía

Román Escolano tendrá que defender los Presupuestos, o la falta de ellos, en Bruselas

La Voz

Montoro ya tiene quien le ayude en eso de enderezar la economía patria. Con De Guindos ya sentado a la derecha de Draghi, andaba el ministro de Hacienda huérfano de colega en esas fatigas. Y eso desde el pasado 7 de febrero, fecha en la que De Guindos anunció que lucharía por la vicepresidencia del BCE, dando por hecho ya ?como así ha sido? que contaba con los apoyos necesarios para asegurarse el sillón. Hasta este miércoles, la fecha elegida por Rajoy para dar a conocer el nombre del sustituto. Fiel a su costumbre, el presidente se ha tomado su tiempo. Le gusta apurar los plazos.

El elegido es Román Escolano. Él será el nuevo ministro de Economía, Industria y Competitividad. Mañana ya se sentará en el Consejo de Ministros, después de que Rajoy le comunicara este miércoles su nombramiento al rey Felipe VI, ante quien esta tarde jurará o prometerá el cargo.

Cumple Escolano con esos pocos requisitos que mencionó el presidente del Ejecutivo que había de tener el sustituto de De Guindos. Fue allá por el 23 de febrero en Bruselas. Alguien que «no tenga que estudiar los temas que va a encontrar encima de la mesa», dijo entonces. Para añadir que en su mente estaba que supiera idiomas y que conociera bien los entresijos de la economía española.

El hasta ahora vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), cargo que el Gobierno asegura que seguirá en manos españolas, no era, ni de lejos, favorito en las quinielas. Aunque, eso sí, era el preferido de De Guindos. Fue precisamente su antecesor quien lo aupó a la presidencia del Instituto de Crédito Oficial en el 2012 y, quien, dos años después, lo promovió a una de las vicepresidencias del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Fue cuando hubo que relevar a todo correr a Magdalena Álvarez en la institución de Luxemburgo por su imputación en el escándalo de los ERE de Andalucía. Es, como el propio De Guindos, técnico comercial del Estado. Y, como este, tiene un perfil más gestor que político y es un viejo conocido del PP, aunque no tenga carné del partido.

Por lo demás, la elección de Escolano responde al deseo de Rajoy de dejar intacta la actual estructura del aparato económico del Gobierno. Esto es, que Economía siga siendo un ministerio y no la otra pata de Hacienda. Una integración habría reforzado el poder de Montoro.

El nombramiento también echa por tierra la posibilidad de que otro candidato al cargo, el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, deje Hacienda para dirigir Economía. Y el presidente, claro, se mantiene al frente de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos. En resumidas cuentas, cambios, los mínimos

Críticas de la oposición

Y precisamente eso es lo que más le criticó este miércoles la oposición al jefe del Ejecutivo: que no haya aprovechado para poner la casa patas arriba y hacer limpieza. En boca del número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, la designación de Escolano no es más que «un parche». En su opinión, «tenía que haber sustituido a ministros que no están a la altura de las circunstancias, y la razón de ello es la falta de liderazgo de Rajoy y de su equipo».

Lo que el PSOE espera del nuevo ministro es que sea capaz de convencer al Gobierno de que es «legítimo y factible» actualizar las pensiones conforme a la subida del IPC. Mientras que desde las filas de Unidos Podemos esperan «poco» de él, porque supondrá la continuidad de las «políticas de empobrecimiento» puestas en marcha por su antecesor.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rajoy elige a un técnico experto en lides europeas para llevar el timón de Economía