La conducción eficiente tiene ADN asturiano

La empresa gijonesa ADN Mobile Solutions desarrolla y comercializa productos enfocados a la mejora de la eficacia energética y de la seguridad en el transporte por carretera

Producto desarrollado por ADN Mobile
Producto desarrollado por ADN Mobile

Redacción

Las nuevas tecnologías tienen aplicaciones infinitas. La fuerte competencia empresarial ha llevado a las compañías a desarrollar productos cada vez más innovadores con el objetivo de aumentar su cuota de mercado, y de paso, hacer la vida de las personas más sencilla. Asturias no se ha quedado rezagada en esta batalla de la industria 4.0 y algunas de sus empresas son punteras en sus ramas de actividad. Una de ellas es ADN Mobile Solutions, sociedad gijonesa que desarrolla productos enfocados a la mejora de la eficacia energética en el transporte por carretera.

David Martínez, promotor de la empresa, explica que ADN desarrolla y comercializa productos y servicios basados en tecnologías, sistemas y plataformas, hardware y software orientadas a la monitorización e interconectividad de sistemas. Su objetivo es utilizar Internet de las cosas y el análisis inteligente de la información recogida con sus dispositivos para mejorar la eficiencia energética y la seguridad en el transporte por carretera. Entre sus clientes figuran flotas de autobuses urbanos como las de Gijón, Santander, Huelva, Tarragona, Sevilla o Marrakech,

Todos los productos de la empresa van en la misma línea, aunque uno de los más destacados que han desarrollado es CATED BOX/BLED. Se trata de «un servicio único que incrementa la eficiencia y la seguridad en grandes empresas de transportes de pasajeros o mercancías. Está dotado con la tecnología más avanzada del mercado y proporciona informes fiables y de contexto que permiten monitorizar de forma integral la evolución de la eficiencia de la conducción en base a parámetros e indicadores con aplicación a todas las áreas», indican desde ADN. 

El sistema tiene dos objetivos principales: por un lado, la reducción de consumo de combustible a través de la mejora de la conducción y el uso óptimo del vehículo y, por otro, la mejora en la gestión de la propia flota. Mejora en la gestión a través de la formación continua de los trabajadores, del mantenimiento predictivo en los talleres y, en definitiva, de reenfocar toda la organización para trabajar de forma más eficiente y coordinada.

Un formador de ADN Mobile en una de las sesiones presenciales
Un formador de ADN Mobile en una de las sesiones presenciales

Creada en diciembre de 2009

David Martínez explica que la empresa fue creada en diciembre de 2009 y que en la actualidad trabajan 23 personas en las instalaciones ubicadas en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, con el que tienen un convenio de colaboración. Aunque todavía no han cerrado las cuentas del año pasado, el responsable de la empresa señala que la facturación ronda el millón de euros. A lo largo de estos años, ADN se ha consolidado en el mercado, aunque su propósito es seguir creciendo. «Nuestro objetivo es seguir aumentando la facturación y el número de clientes. Además, queremos apostar por la expansión internacional e intentar entrar en países como Alemania, Italia. En todos los sitios que podamos», asegura Martínez.

ADN contó en sus inicios con la asesoría del Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI), un apoyo que influyó de forma decisiva en el despegue de la empresa. «En el inicio nos ayudaron mucho, especialmente en el análisis de la composición de lugar», reconoce Martínez. «Éramos dos ingenieros con experiencia laboral pero novatos en el mundo empresarial y teníamos que ponernos en la situación de crear una empresa, algo que no tiene nada que ver. Por eso, su apoyo fue muy bueno y nos sirvió muchísimo».

Además, la empresa también recibió respaldo económico por parte del Idepa y de la Sociedad Regional de Promoción (SRP). El socio de la empresa argumenta que «cualquier ayuda en fase de desarrollo es bienvenida. Fundamentalmente, lo que te permite una ayuda como la del Idepa es que te da la capacidad de aguantar los años de sequía, esa fase inicial en la que estás desarrollando el producto y no tienes clientes. Te permite capear el temporal y para nosotros fue un apoyo fundamental». Además, también supone un respaldo y una carta de presentación importante a la hora negociar con terceras personas, añade Martínez.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La conducción eficiente tiene ADN asturiano