El paro subió en 2.000 personas en Asturias en el primer trimestre del año

El repunte en el Principado está casi dos puntos por debajo de la media nacional. El conjunto del país sumó 29.400 desempleados más durante los tres primeros meses de 2018.

Oficina de empleo
Oficina de empleo

El número de desempleados en Asturias subió en el primer trimestre en 2.000 personas, el 2,95 por ciento, hasta un total de 68.600 parados, y la tasa de paro repuntó del 14,64 por ciento del cierre del pasado año al 15,02 por ciento, casi dos puntos por debajo de la media nacional (16,74%). Según la Encuesta de Población Activa(EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la ocupación se redujo en el primer trimestre en el Principado en 500 personas, el 0,13 por ciento en relación al cierre del pasado ejercicio, hasta 387.900 trabajadores. La población activa (que trabaja o busca empleo) repuntó en 1.400 personas, el 0,32 por ciento, hasta 456.500. Pese a ello, Asturias volvió a registrar la tasa de actividad más baja del país, el 50,95 por ciento, casi ocho puntos por debajo de la media nacional, del 58,46 por ciento.

En comparación con el primer trimestre de 2017, el desempleo en la región aumenta en 3.200 personas, el 4,83 por ciento, mientras que la ocupación desciende en 6.300 trabajadores, el 1,59 por ciento. Asturias registró en el primer trimestre del año la novena tasa de paro más baja del país. De los 68.600 desempleados reflejados por la EPA, 32.900 son hombres y 35.700, mujeres, con una tasa de paro del 14,05 y el 16,04 por ciento, respectivamente. La diferencia entre la tasa de actividad de hombres y mujeres es aún mayor en el Principado, del 55 por ciento en el caso de los primeros y del 47,3 por ciento en el caso de las segundas.

Datos nacionales

En el conjunto del país, el número de parados aumentó en 29.400 personas durante el primer trimestre del año, el 0,78 por ciento, hasta los 3.796.100, de forma que la tasa de desempleo se elevó 20 centésimas y se situó en el 16,74 % de la población activa. La ocupación disminuyó en 124.100 personas, el 0,65 por ciento, hasta totalizar 18.874.200 trabajadores. El número de ocupados disminuyó en mayor medida que aumentó el de parados debido a que la población activa (personas que trabajan o buscan un empleo) se redujo en 94.700 personas, hasta situarse en 22.670.300, dejando la tasa de actividad (58,46 %) en niveles no registrados en los últimos doce años.

El incremento del paro es el más acusado en un primer trimestre desde 2012, mientras que la ocupación marca el mayor descenso en ese periodo de los cuatro últimos años. En términos interanuales, el desempleo se redujo en 458.900 personas en el último año, pero el empleo se incrementó sólo en 435.900 personas, debido a que la población activa disminuyó en 23.000 personas.

En los tres primeros meses del año, el paro aumentó en todos los sectores, pero principalmente en los servicios (91.300 desempleados más), seguido de la industria (8.600), la agricultura (7.600) y la construcción (6.300). Por el contrario, se redujo entre los desempleados que buscan su primer empleo (en 46.900) y entre los que perdieron el suyo hace más de un año (37.400).

En función del sexo, el aumento del paro se concentró en los hombres (20.100 desempleados más), mientras que en las mujeres se incrementó en 9.300, pese a lo que aún hay un mayor número de féminas desempleadas (114.700 más) con una tasa de desempleo (18,54 %) superior a la masculina (15,18 %). Por edad, se observa un descenso del paro entre los menores de 25 años (42.900 desempleados menos) y un incremento en el resto de grupos; mientras que por nacionalidad, el incremento del desempleo se repartió entre 13.900 españoles y 15.500 extranjeros.

Por regiones, los mayores descensos del número de parados durante el primer trimestre se dieron en Cataluña (20.600 menos), Canarias (18.000) y Madrid (10.300), mientras que los mayores incrementos se registraron en Baleares (28.000), Andalucía (15.100) y Murcia (9.100). En cuanto a la ocupación, el empleo aumentó en la agricultura (13.100 personas más) y en la construcción (8.100), mientras que disminuyó en los servicios (110.500 menos) y la industria (34.900).

El empleo a tiempo completo disminuyó en 133.100 personas, mientras que el de tiempo parcial aumentó en 8.900, de forma que se incrementó el porcentaje de personas que trabajan por debajo de la jornada habitual (al 14,91 %). El número de autónomos creció en 5.900 personas, debido a que se incrementó en 20.500 personas el de empresarios o trabajadores independientes, ya que el de empleadores disminuyó en 17.600 personas. Mientras, el número de asalariados se redujo en 130.300 personas, debido al descenso de los contratados temporales (128.900 personas), ya que los indefinidos bajaron sólo en 1.400, reduciéndose así la tasa de temporalidad (26,11 %). El empleo en el sector privado disminuyó en 155.200 personas, hasta los 15,76 millones de ocupados, y el empleo público aumentó en 31.000 personas, hasta 3,1 millones, marcando así la mayor cifra desde 2012.

El empleo se incrementó en los mayores de 40 años, sobre todo entre los de 45 y 49 años, mientras que en los menores de esas edades la tónica general es de descenso de la ocupación. Madrid (21.900 trabajadores más) y Canarias (7.600 más) son las únicas regiones en las que aumentó el empleo en el primer trimestre del año, en tanto que los mayores descensos del empleo se dieron en la Comunidad Valenciana (38.200 menos), Baleares (31.600) y Castilla-La Mancha (21.900).

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El paro subió en 2.000 personas en Asturias en el primer trimestre del año