Las nuevas tecnologías como arma para reducir las listas de espera en sanidad

La empresa asturiana Tesis Medical Solutions aplica sistemas de información en sanidad y telemedicina que facilitan la gestión clínica y administrativa de los profesionales médicos

Confirmación de asistencia del paciente a rehabilitación con el sistema SINFHO
Confirmación de asistencia del paciente a rehabilitación con el sistema SINFHO

Redacción

Los médicos españoles se han encontrado un aliado de peso en su lucha por reducir las listas de espera. Las nuevas tecnologías abarcan todo tipo de ámbitos y muchas de sus aplicaciones prácticas están orientadas a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, por lo que cuando estas herramientas se ponen al servicio de la sanidad, contribuyen a mejorar el estado del bienestar. La empresa asturiana Tesis Medical Solutions diseña, investiga y desarrolla todo tipo de soluciones informáticas para el sector sanitario y la telemedicina. En la práctica, sus productos sirven, en otras aplicaciones, para reducir las listas de espera.

Pedro Álvarez, director gerente de Tesis, explica que la empresa está prácticamente implantada en todas las comunidades autónomas españolas y detalla sus principales líneas de trabajo. La primera de ellas es el programa SINFHO. A pesar de la extensión del uso de la historia clínica electrónica, hasta ahora se ha tenido poco en cuenta el trabajo interno de los diferentes departamentos de un hospital, y a esa carencia da respuesta Tesis con su programa. SINFHO facilita la gestión de los datos clínicos de un paciente ofreciendo un registro electrónico bien estructurado de su historia clínica, adaptado a las necesidades de cada servicio aún cuando el sistema de información corporativo no ofrezca ninguna solución general. Según señala Álvarez, el programa ha permitido «reducir las listas de espera en rehabilitación un 30% en más de 20 hospitales españoles».

Su segunda línea de trabajo es ISIS. El director gerente de Tesis afirma que este programa «permite integrar todo tipo de imágenes médicas, no solo las radiológicas, en la histórica clínica del paciente». Y pone un ejemplo que ya es una realidad en Asturias. En teledermatología, cuando va al medico de atención primaria, si el medico tiene alguna duda le hace una foto, la envía a través de la aplicación de Tesis a la historia, la revisa el medico especialista y en menos de 48 horas tiene el informe. El paciente no tiene que acudir a la especialidad y así se ahorra el incremento de la lista de espera.

Dentro de esta rama, la empresa también tiene otra aplicación que está implantada en otros hospitales en Asturias y permite la integración de electrocardiogramas. «Si vas a hacer un electro te dan la tira y luego tienes que subir al medico con ella. Con la aplicación lo integramos en la historia del paciente. Tenemos un visor corporativo del electros y el especialista puede verla».

«Para nosotros el apoyo del CEEI ha sido vital y ahora siguen apoyándonos»

La tercera vía de trabajo en la que está especializada la empresa tiene que ver con la telemedicina aplicada a pacientes crónicos. El sistema ya está implantado en el Clinic de Barcelona para pacientes con VIH. «Realizan videoconsultas a través de viodeconferencia, por lo que se reducen las visitas de 4 a 1. Además, el propio paciente tiene acceso a sus datos para poder autogestionar su enfermedad. Con los crónicos, se busca que los pacientes sean autosuficientes, siempre bajo supervisión, y si ellos tienen información, será mas fácil», sostiene Álvarez.

Retos de futuro

La empresa tiene líneas de negocio asentadas, pero la innovación es otra de sus señas de identidad. Pedro Álvarez afirma que «estamos potenciando la parte de I+D. Estamos implicados en varios proyectos, principalmente relacionados con el área de gestión de crónicos y con la parte de integrar la historia clínica entre diferentes países». «El gran reto es utilizar unos estándares, ya establecidos, y buscamos que aunque el hospital use su propia historia clínica electrónica, con una labor de integración técnica, podamos estandarizar esa información y que sea accesible desde cualquier país de la Unión Europea. Y que, además, se traduzca automáticamente a esa lengua», afirma. 

«Estamos desarrollando nuestras líneas de negocio, pero siempre tenemos una mirada puesta en nuevos productos», añade Álvarez, quien apunta su interés en la robótica. La empresa está fuertemente asentada en España y tiene un proyecto en México. Su objetivo es seguir ampliando nicho de mercado y los resultados del último año le avalan, ya que aumentó su facturación un 30%.

El origen de Tesis

Tesis nació en el año 2005, y en sus orígenes, el apoyo del Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) fue fundamental. «El apoyo del CEEI fue vital en el sentido de que cuando acabé la carrera, estaba haciendo el doctorado en Madrid y quería volver a Asturias. Estábamos en un grupo de telemedicina en la Politécnica y, viendo que había proyectos que se podían sacar de la universidad al mercado y no lo hacían, nos asesoramos con el CEEI y nos dieron la información inicial para arrancar», explica Pedro Álvarez. «Su apoyo fue vital y ahora siguen apoyándonos, seguimos con ellos en cantidad de proyectos».

Además, Tesis también tiene abiertas «líneas de trabajo con el Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA)». A parte de ese trabajo conjunto, con el que siguen buscando crecer, Asturgar le concedió un aval para poder llevar a cabo su proyecto.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Las nuevas tecnologías como arma para reducir las listas de espera en sanidad