La «cuádruple P» del mercado laboral asturiano

UGT presenta un detallado informe en el que radiografía la desigual salida de la crisis. El sindicato urge un cambio de políticas económicas y de empleo

Javier Fernández Lanero en la sede de UGT en Oviedo
Javier Fernández Lanero en la sede de UGT en Oviedo

Redacción

«La salida de la crisis es igual a una estafa laboral». Así de contundente se ha mostrado Javier Fernández Lanero, secretario general de UGT Asturias, en la presentación del informe sobre el mercado laboral asturiano. El estudio es una recopilación de datos oficiales que demuestran la débil salida de la crisis. Para analizar la situación actual, Lanero se ha referido a las cuatro P que, en su opinión, explican la situación de los trabajadores: Precariedad laboral, paro estructural, pérdida salarial y pobreza y desigualdad. El líder sindical urge «un cambio de políticas económicas y de empleo» y advierte de que, si no se producen avances en la negociación colectiva, están preparados para una huelga general

Lanero se ha mostrado crítico con el gobierno, a quien acusa de amparar la estrategia de la clase empresarial al no derogar la reforma laboral. Según el responsable de UGT, esa ley da todo el poder a la los empresarios frente a los sindicatos y eso provoca que los trabajadores sean los perjudicados en las negociaciones entre las dos partes. Además, Lanero denuncia «una política mediática que pretende confundir a la opinión pública» al hacer hincapié en la buena evolución de los datos económicos sin explicar que esa recuperación «no llega a las familias».

Todos los datos presentados por el sindicato pertenecen a fuentes oficiales. Estos son los más llamativos:

El crecimiento económico no llega a las familias

UGT recuerda que el año 2017 cerró con un crecimiento del 3,5%, dato que sitúa a Asturias como la segunda mejor comunidad española, tan solo por detrás de Aragón. Asturias acumula tres años de crecimiento continuado tras cuatro de caída. La industria aumentó su peso sobre el PIB regional hasta el 20,4% y ya se sitúa por encima del objetivo europeo de superar el 20% en 2020.

Precariedad del empleo

El crecimiento económico va acompasado de un aumento del empleo, pero el nivel de ocupados se sitúa por debajo de antes de la irrupción de la crisis. Asturias tiene 60.800 ocupados menos que en 2008. La región tienen ahora 45.100 asalariados menos que antes del estallido de la crisis (25.800 indefinidos y 19.200 temporales).

El sindicato considera que «el empleo que se crea es en su mayoría precario, consecuencia de la reforma laboral que ha provocado que la precariedad laboral se extienda y sea la base para la expansión del empleo como viene sucediendo». UGT también sostiene que la reforma no ha servido para reducir la temporalidad y asegura que los datos ponen de manifiesto «el abuso de la contratación temporal». También asegura que el sindicato que el empleo a tiempo parcial es «mayoritariamente involuntario».

Persiste el desempleo estructural

UGT recuerda que, a pesar de que el paro se ha reducido en los últimos años, «estamos por encima de los niveles de paro previos a la irrupción de la crisis». Lanero explica que ese descenso del desempleo se debe en parte «al descenso de la población activa» y añade que la caída de la actividad afecta en mayor medida a los jóvenes. El sindicato asegura que el retroceso de la población activa no solo tiene influencia en la reducción de las cifras de desempleo, sino que tiene «repercusiones graves en nuestra capacidad productiva».

Además, el sindicato sostiene que el elevado paro de larga duración pone de manifiesto el alto desempleo estructural.

Los salarios, marginados de la recuperación

Entre 2009 y 2012 se produjo una severa devaluación salarial, afirma Lanero, que cifra esa pérdida en 10 puntos porcentuales. «Este rasgo puede ser uno de los más preocupantes que caracteriza al modelo de crecimiento» donde «no hay correlación entre mejora de la actividad y beneficios empresariales con aumento del poder de compra de los trabajadores», asevera el sindicato en su informe.

UGT añade que entre los años 2008 y 2016 las remuneraciones de los asalariados han descendido 26.900 millones de euros (4,6%), mientras que los beneficios empresariales han crecido en casi 5.900 millones (1,3%). Por ello, en la negociación colectiva los sindicatos piden una subida del 3,1%, aunque los empresarios ya han respondido que no están dispuestos a llegar a esa cifra. UGT y CCOO quieren también que esa subida esté ligada al IPC y no a la productividad.

 

Los niveles de pobreza y desigualdad son muy elevados

La reducción de la renta disponible de hogares y personas disparando los niveles de pobreza y exclusión social, a la vez que las desigualdades son cada vez mayores, aseguran desde UGT. Y aportan dos indicadores que explican su punto de vista: «La renta media anual por hogar está en torno a 3.900 euros menos que en 2009 y la renta media por persona desciende en casi 600 euros. Además, la población en riesgo de pobreza o exclusión social se sitúa en el 18,5% (tres décimas porcentuales menos que en 2009). También añade que el 14,1% de los ocupados en España está en riesgo de pobreza, pocentaje que aumenta hasta el 48,5% en el caso de los desempleados.

Propuestas del sindicato

El secretario general de UGT Asturias ha recordado que el año pasado el Gobierno abrió una mesa de diálogo social sobre calidad del empleo «cuyos avances hasta ahora han sido muy pocos». Según ha explicado, UGT y CCOO presentaron un documento conjunto con el objetivo de reducir la temporalidad. Así, han pedido que la estacionalidad sólo se cubra con contratos fijos discontinuos; que la actividad propia de la empresa no sea objeto de contratación temporal; y que la subcontratación de sea causa válida de contratación temporal.

Por otro lado, piden que se eliminen «los actuales incentivos al fraude en la utilización de los contratos temporales» y que se adopten medidas disuasorias contra el fraude. Según ha explicado el líder sindical, es necesario que se elimine el contrato indefinido de apoyo a emprendedores; que se elimine el contrato de primer empleo joven; y que se fomente el uso del contrato relevo para rejuvenecer las plantillas.

Finalmente, dentro de sus peticiones se encuentra establecer criterios en los convenios colectivos que determinen la contratación temporal admisible en la empresa; controlar la temporalidad injustificada en las Administraciones Públicas; y reforzar la exigencia del principio de igualdad entre indefinidos y temporales.

El secretario general de UGT ha lamentado que se hable «poco» de la situación económica del país. Por ello, y si no se llega a acuerdos con el Gobierno, UGT ha afirmado no descartar «ningún paro generalizado» ante lo que ellos consideran «una auténtica estafa laboral y un engaño para confundir a los trabajadores». «Si no hay acuerdos sobre pensiones, sobre cómo actuar ante la desigualdad de género, sobre negociación colectiva, no nos va a quedar más remedio que ir a movilizaciones que pueden desembocar en una huelga general. Nosotros queremos negociar y llegar a acuerdos», ha concluido.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

La «cuádruple P» del mercado laboral asturiano