Así afecta el alza del petróleo a tus vacaciones

Los vuelos chárter son los más proclives a sufrir subidas en el precio, con Air Europa a la cabeza de los recargos

Un grupo de pasajeros consulta los vuelos en el Aeropuerto de Asturias.Un grupo de pasajeros consulta los vuelos en el Aeropuerto de Asturias
Un grupo de pasajeros consulta los vuelos en el Aeropuerto de Asturias

Redacción

Quien este verano esté pensando en realizar un viaje por carretera, ahora se lo pensará dos veces, y el que se plantee coger un avión, también. El alza del precio del combustible repercutirá de manera directa en los bolsillos de la ciudadanía, ya que los vuelos regulares se verán afectados con un recargo que variará en función de la compañía aérea. Íñigo Fernández Ortiz, presidente de Otava (Asociación de Operadores Turísticos y Agencias de Viajes de Asturias), asegura que se trata de una subida generalizada, con especial incidencia en los vuelos chárter o paquetes vacacionales.

«Aquellos clientes que ya tengan sus billetes pagados antes de la subida del petróleo no verán aumentos en sus reservas», aclara Fernández. Los que sí que lo harán son todos aquellos que hayan optado por un paquete vacacional, ya que «se trata de una tarifa que no requiere emisión inmediata», es decir, que aún no se han pagado por completo. En este caso, las compañías aéreas traspasan el alza de los precios a las agencias de viajes, quienes a su vez han de comunicar el recargo a los interesados.

Según la ley, para que ese incremento de la tarifa final sea efectivo se ha de comunicar al menos 21 días antes de la salida del vuelo. Entonces es el cliente quien ha de decidir si aceptarlo o bien cancelarlo, en cuyo caso la agencia habrá de devolver el dinero de la reserva a los clientes.

Los destinos más afectados son los más frecuentes. Así, las Islas Canarias, Mallorca y el Caribe son las rutas con mayor recargo. En este sentido, afirma Fernádez que Air Europa ya ha subido los precios de los vuelos a Fuerteventura y Lanzarote en 20 euros por pasajero, pero no se sabe si esa cifra pueda aumentar en el futuro. El resto de compañías que operan en Asturias, como Iberia, «al no operar con vuelos chárter no verán cambios en los precios de los vuelos reservados antes de la subida, ya que se suelen pagar de manera inmediata, aunque sí a partir de ahora», mantiene el presidente de Otava.

Reservas con mucha antelación

Cada vez se planean las vacaciones con más tiempo. Este año, los más precavidos han empezado a realizar sus reservas en febrero, y los más rezagados lo han estado haciendo durante este mes de mayo, con los meses de agosto y septiembre en la cabeza. Según Fernández esta tendencia -tan en alza como el petróleo- se debe a que «han aprendido que las ofertas de última hora son las peores». Con una ocupación que sigue en máximos históricos, el presidente de Otava asegura que los hoteles están llenos desde hace tiempo y que, aunque puedan quedar plazas de avión, quien opte por procrastinar no conseguirá ni su destino predilecto ni un alojamiento con la facilidad -ni la comodidad esperada-.

Las consecuencias de la especulación

Pero vá mucho más allá de los vuelos. El presidente de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) y de la Asociación de Empresarios del Transporte y Aparcamientos de Asturias (Asetra), Ovidio de la Roza, alerta de las consecuencias negativas que está teniendo en su sector el aumento del precio de los carburantes. Este incremento del coste lo atribuye De la Roza a «movimientos especulativos» de los grupos petroleros.

«Suben brutalmente el precio y se intenta justificar hablando de guerras o de exceso de producción, pero todo se reduce a un comportamiento absolutamente especulativo», ha afirmado De la Roza, que habla de «cinco o seis» grupos petroleros. Afirma que desde las asociaciones de transportistas han intentado más de una vez denunciar esta situación, pero no han podido ante «el poder petrolero», porque «son ellos los que imponen el precio». «Ya no sé lo que podemos hacer», ha lamentado. La consecuencia, afirma, es una «importante quiebra» para los profesionales transportistas, teniendo en cuenta además que solo el precio del carburante supone el 35% de los costes a lo que tienen que hacer frente.

La especulación a la que apunta De la Roza se traduce, en palabras del presidente de Otava, en que, siempre que las tarifas aéreas estén tan al límite de costes, «en cuanto se toca un poco uno de los parámetros del cálculo de precios, estos se ven afectados de manera generalizada y en aumento», sostiene el presidente de Otava.

Por otra parte, en Asturias el incremento del precio del carburante se deja sentir de manera dispar en el bolsillo de profesionales y usuarios de vehículos. Así, existen diferencias que pueden llegar hasta 19 céntimos por litro en función de la estación de servicio elegida en Asturias. De esta forma, el litro del nuevo gasóleo A cuesta en la gasolinera gijonesa de la Calle Nicolás Copérnico 1,199 euros por litro, una cantidad superada por el 1,389 euros que vale en la estación ubicada en el punto kilométrico 23,7 de la N-632, en Colunga.

Las diferencias se dejan notar también en el gasóleo A habitual, siendo la más barata la gasolinera del polígono industrial Espíritu Santo, en Colloto (Oviedo), donde cuesta 1,131 euros, y la más cara la del punto kilométrico 485 de la N-634, en Brieves (Valdés). Allí hay que pagar 1,309 por litro.

Por lo que respecta a la gasolina 95, la estación más barata en Asturias se encuentra en Gijón, en la Calle José Llana, donde se vende el litro a 1,278 euros, mientras que la más cara también en Brieves, con 1,419 euros.

En cuanto a la gasolina 98 el precio por litro más barato en el Principado se encuentra este miércoles en la Avenida El Campón, en Salinas (Castrillón), con 1,398 euros. La más cara está en Cornellana (Salas), donde se vende por 1,558 euros.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Así afecta el alza del petróleo a tus vacaciones