«Nos dirigía un inconsciente rodeado de palmeros»

Los trabajadores de Duro Felguera llevan a la junta de accionistas sus protestas

Junta general de accionistas de Duro Felguera
Junta general de accionistas de Duro Felguera

Redacción

Los trabajadores de Duro Felguera se han dejado notar en la junta general de accionistas. Un grupo de empleados se ha concentrado delante del Hotel de la Reconquista, donde se celebraba la sesión, para exigir una solución en la que ellos no sean los grandes perjudicados. Además, un representante del colectivo ha participado en la junta. Pedro Infante ha tomado la palabra en el turno de preguntas y, tras pedir el voto favorable a la ampliación de capital -finalmente se aprobó por amplia mayoría-, ha afirmado que la empresa ha estado dirigida por «un inconsciente rodeado de palmeros». Según ha asegurado, alguno de ellos todavía sigue en la dirección de la multinacional.

El proceso de reestructuración aprobado por la compañía incluye medidas que afectarán a sus trabajadores. La multinacional asturiana ya ha comunicado a los representantes de los trabajadores su intención de aprobar un ERE al personal de oficina. Además, está próxima a cerrar la venta de sus divisiones de Núcleo y Rail, operaciones que llevan aparejadas el mantenimiento del empleo pero que supondrán, lógicamente, que estos dejen de pertenecer a Duro Felguera. Por ello, los empleados exigen que este tipo de medidas no vayan a más.

Los trabajadores de Duro Felguera protestan el día de la junta de accionistas de la empresa
Los trabajadores de Duro Felguera protestan el día de la junta de accionistas de la empresa

Pedro Infante, vestido con una camiseta en la que se podía leer «Nosotros somos Duro Felguera», -la misma que llevaban sus compañeros en la puerta del Reconquista-, ha sido la voz de los trabajadores dentro de la junta. Infante ha pedido el voto a favor de la ampliación, pero ha exigido que los directivos asuman responsabilidades. También ha criticado con dureza al anterior presidente, Ángel Antonio del Valle, ha quien ha definido como «un inconsciente rodeado de palmeros», y ha preguntado a la familia Arrojo qué intenciones perseguía con la fallida operación con el grupo inglés Petroza.

Cuando el discurso del trabajador comenzaba a endurecerse, Acacio Rodríguez le ha interrumpido para pedirle que centrara su discurso en temas relacionadas con la junta. Infante ha vuelto a preguntar sobre la responsabilidad de los anteriores directivos en operaciones como la venta de Tedesa. Por último, ha pedido a los consejeros que «confíen en los trabajadores» y les ha lanzado una advertencia: «estaremos vigilantes».

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

«Nos dirigía un inconsciente rodeado de palmeros»