Bruselas se inhibe del desmantelamiento de la línea de alta tensión Lada-Velilla

IU acusa a las autoridades comunitarias de «lavarse las manos» ante la necesidad de eliminar un tendido «dañino» para el medioambiente

Central térmica que Iberdrola tiene en Lada (Langreo)
Central térmica que Iberdrola tiene en Lada (Langreo)

Redaccion

La Comisión Europea no prevé tomar medidas sobre el mantenimiento de las estructuras de la línea de alta tensión Lada-Velilla construidas en el parque natural de Redes al no disponer de pruebas que su no desmantelamiento, pese a ser una infraestructura inoperativa, infrinja la legislación medioambiental.

Así figura en una respuesta del comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, a una pregunta formulada por la eurodiputada de IU Ángela Vallina en la que recuerda que al promotor del proyecto (Red Eléctrica Española) «adoptar las medidas necesarias para restaurar el medio ambiente, en caso necesario, a la situación anterior al desarrollo del proyecto».

La Comisión inició en el año 2000 una investigación sobre el cumplimiento por España de las directivas de protección de las aves, de protección de los hábitats y de evaluación del impacto medioambiental en el proyecto para construir una línea eléctrica entre Lada (Asturias) y Velilla del Río Carrión (Palencia).

Esta investigación finalizó en 2005 tras la comunicación de las autoridades españolas de que el proyecto iba a ser abandonado y que un proyecto completamente nuevo sería sometido al procedimiento de evaluación de impacto ambiental pertinente.

Según la información de que dispone la Comisión, el procedimiento mencionado no ha finalizado y no se ha concedido autorización alguna hasta la fecha.

Para el diputado autonómico de IU Ovidio Zapico, de esta forma la UE se desentiende del desmantelamiento de un tendido ubicado en una zona con un alto grado de protección y en gran parte dentro del Parque Natural de Redes que es, además, Reserva de la Biosfera.

A su juicio, las autoridades comunitarias «se lavan las manos» en materia de restauración del paisaje y de protección ambiental al remita a Red Eléctrica Española y a las autoridades españolas para la eliminación de un tendido «dañino desde el punto de vista medioambiental y peligroso para bienes, animales y personas».

Según Zapico, Red Eléctrica Española pretende tener a los territorios del alto Nalón «como rehenes» para lograr su propósito de tener un nuevo trazado para la línea Sama-Velilla «y mientras no lo tenga no va a retirar el antiguo trazado».

El Gobierno de PP, asegura, fue «insensible y que nunca quiso abordar este problemática» y emplaza al nuevo Ejecutivo «muy sensible medioambientalmente hablando para algún tema concreto» a que afronte de forma rápida ese proyecto de desmantelamiento y que se restituya el paisaje en los municipios por los que discurre.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Bruselas se inhibe del desmantelamiento de la línea de alta tensión Lada-Velilla