El futuro de la central térmica de Soto de la Barca, en el aire

Gas Natural Fenosa no invertirá en centrales de carbón que no le permitan cumplir criterios de rentabilidad

Francisco Reynés
Francisco Reynés

Madrid

El presidente de Gas Natural Fenosa (ahora Naturgy), Francisco Reynés, ha asegurado que la energética no invertirá en ninguna de sus centrales térmicas de carbón en las que no pueda cumplir con los criterios de rentabilidad para esa inversión. Reynés aseguró que para las centrales de carbón será necesario, en el caso de tener que afrontar una inversión para adaptarse a las exigencias medioambientales para seguir abiertas a partir de 2020, «analizar la rentabilidad de esta inversión». Las inversiones en la central térmica de Soto de la Barca quedan en entredicho.   

«No vamos a hacer inversiones que no impliquen la recuperación de la inversión, ya que el dinero no es nuestro, es de nuestros accionistas», dijo. El directivo aseguró que hay una tendencia ya instaurada en Europa de reducir las emisiones, por lo que las inversiones necesarias en las plantas de generación deberán ser bajo esos criterios de rentabilidad.

«Esa es nuestra postura, es práctica y nada política. Vamos a analizar, si llega el momento, la rentabilidad de la inversión en función de lo que pueda dar y lo que pueda invertir. No vamos a ser abogados ni del cierre ni de que se mantengan abiertas», añadió al respecto.

Gas Natural Fenosa mantiene todavía en el aire el futuro de las centrales de carbón de Meirama (A Coruña) y la de Soto de la Barca, en Tineo, mientras que cerrará la de Anllares y ha procedido a realizar inversiones en La Robla.

No venderá ciclos combinados a Repsol

Por otra parte, Reynés ha asegurado que Gas Natural Natural Fenosa no venderá ciclos combinados a Repsol, accionista histórico de la compañía hasta que completó recientemente la salida de su capital con la venta del 20% que poseía a CVC y Alba.

«Repsol ha declarado que nos pretende hacer la competencia en la generación de electricidad, pero en ningún caso ha dicho que fuera a ser con ciclos combinados nuestros», dijo.

En lo que respecta a la movilidad, Reynés consideró que se trata de un negocio que representa «una gran oportunidad de futuro» por medio del gas natural vehicular, que es una alternativa «tanto para turismos como grandes flotas y transporte pesado».

Así, aseguró que la movilidad no se trata de una línea de negocio «residual, sino creciente» y en la que la compañía está creciendo ya «por encima de sus previsiones».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El futuro de la central térmica de Soto de la Barca, en el aire