El «caramelo» asturiano que arrasa en la Bolsa española

Ence cuadruplica el valor de las acciones en dos años y marca su récord histórico

La fábrica de ENCE en Navia
La fábrica de ENCE en Navia

Redacción

La cotización de Ence se sitúa en máximos históricos, y los expertos consideran que todavía tiene margen para seguir subiendo. La empresa, con planta en Navia, vive un momento dulce y esto le ha permitido cuadruplicar su valor en el parqué nacional en solo dos años. El principal motivo es el auge del precio de la materia prima, que unido a una gestión que le ha permitido que en 2017 triplicase beneficios, hasta los 92 millones, ha convertido a la compañía papelera en uno de los grandes caramelos de la Bolsa nacional.

Las acciones de Ence cerraron la última sesión a un precio de 8,22 euros, aunque el récord se alcanzó el martes, cuando los títulos alcanzaron los 8,45 euros. Una prueba del espectacular repunte de la cotización es que este mismo año llegaron a valer 4,80 euros. Esto se traduce en una capitalización de casi 2.000 euros, cuando en 2014 era de 500 millones. En aquella época, el precio llegó a ser inferior a los 2 euros por acción.

El factor que impulsa este rally alcista es el precio de las materias primas con las que trabaja Ence. Una de las principales actividades de la empresa es la producción de celulosa, y eso explica el momento dulce que atraviesa la compañía. Y los analistas creen que todavía tiene margen de mejora. Los expertos del Banco Santander otorgan a Ence un potencial de revalorización del 18%, porcentaje que elevaría el precio de cada participación a 9,3 euros.

Los analistas, según explica el periódico Elconfidencial.com, consideran que el precio de la pulpa de madera continuará subiendo por un incremento de la demanda en los países emergentes, fundamentalmente en China. Por ello, creen que el mercado no se estabilizará hasta 2021, de ahí el vaticinio de buenos resultados en el medio plazo. 

Los últimos datos presentados por ENCE, los del primer trimestre de 2018, señalan que la cifra de negocio se incrementó un 15,3 % en el área de celulosa, hasta 163,1 millones, y un 1,2 % en la de energía, hasta 34 millones. La fuerte generación de caja permitió destinar 17 millones a inversiones relacionadas con la ejecución del plan estratégico y otros 28 millones a reducir la deuda. Además, en marzo ha llevado a cabo la ampliación en 30.000 toneladas de la capacidad de la biofábrica de Pontevedra.

Entrada de nuevos socios en el accionariado

El rally alcista ha llamado la atención de los inversores, de ahí que se hayan registrado importantes cambios en lo que va de año. Después de que a comienzos de 2018 los Albertos decidiesen reducir su participación, Norges Bank y Dimensional Fund, un fondo de California, compraron acciones. También aumentó su participación Mendibea 2002, y el último en hacerlo ha sido JP Morgan Asset Management. La gestora del banco de inversión americano elevó su participación del 3,1% al 3,62% esta misma semana.

Beneficios de la empresa

El grupo papelero logró un beneficio neto de 29,5 millones de euros en el primer trimestre, un 115% más que en el mismo periodo de 2017. Los datos son positivos pero lo son aun más si tiene en cuenta que el año pasado ya había recogido importantes beneficios. En ese ejercicio la compañía ganó 91,8 millones, lo que representa un incremento del 139% con respecto al ejercicio anterior.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

El «caramelo» asturiano que arrasa en la Bolsa española