Estas son las enfermedades profesionales que más afectan a los asturianos

El Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos elabora un informe en el que destacan los casos producidos por agentes físicos

Síndrome del túnel carpiano
Síndrome del túnel carpiano

Redacción

Para tomar medidas encaminadas a corregir una determinada situación, primero es necesario tener una radiografía clara de los motivos por los que esta se produce. Esta máxima, aplicable a la inmensa mayoría de los ámbitos de la vida, es la que ha tenido en cuenta el Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales (IAPRL) a la hora de elaborar un informe sobre enfermedades profesionales en la región. Una vez conocida la realidad, el organismo tiene una base para elaborar políticas y planes de salud eficaces. Ese estudio detalla cuáles son las enfermedades laborales con más incidencia en el Principado. Destacan las causadas por agentes físicos, aunque la casuística es muy variada.

El estudio corresponde al ejercicio 2017 y en él se detallan todos los casos que han llegado al instituto. En total se han registrado 67 casos, y el más repetido (16 veces) corresponde a una patología tendinosa crónica en el manguito de los rotadores (hombro). Por número de incidencias le sigue el síndrome del túnel carpiano (11) y la epicondilitis (7). En el resto de enfermedades la incidencia es menor, ya que en ninguna se superaron los cuatro casos.

Patologías en función del número de casos
Patologías en función del número de casos

El IAPRL también elabora una clasificación en función del grupo de enfermedades. En esta tabla, la mayoría de casos se agrupan dentro de la categoría de agentes externos (40), seguido de los causados por inhalación de sustancias (19), los agentes carcinógenos (5), las enfermedades de la piel (2) y por agentes químicos (1). No se han registrado casos de enfermedades causadas por agentes biológicos.

Otra clasificación curiosa es la que engloba las enfermedades en función de la actividad de la empresa en la que se ha registrado la incidencia. Son ramas muy variadas, aunque destaca muy por encima el comercio al por menor en establecimientos no especializados, con predominio en productos alimenticios, bebida y tabaco. En esta categoría se registraron 11 de los 67 casos registrados. Destaca el hecho de que las patologías detectadas corresponden a recaídas en un 35,82 % de los casos, considerando el resto como procesos nuevos 

Principales conclusiones

El informe no se limita a realizar una descripción, sino que incluye un extenso apartado de conclusiones en el que se valoran esos datos. El IAPRL explica que «continuamos observando errores de tramitación que reducen la fiabilidad de los datos contenidos en los partes cerrados, lo que obliga a recurrir a otras fuentes de información directa para poder elaborar estadísticas o indicadores socio-laborales fiables. Las deficiencias continúan siendo prácticamente las mismas que en años anteriores y tampoco se efectúan las correcciones oportunas tras su detección», concluye el organismo.

El IAPRL también destaca que, salvo en contadas excepciones, se observa «una ausencia sistemática en la realización, mediante la actividad de vigilancia de la salud, de un examen de salud al trabajador tras una baja prolongada antes de reiniciar su actividad laboral, con objeto de poder constatar o detectar, según los casos, que puede reincorporarse a su puesto de trabajo en condiciones óptimas, o establecer las limitaciones preventivas adecuadas, si fuera necesario».

«La investigación de las enfermedades profesionales es una herramienta preventiva que contribuye al control de los riesgos al permitir al empresario detectar situaciones de riesgo que pasaron desapercibidas en el proceso de evaluación o identificar si las medidas correctoras aplicadas no fueron suficientes». Esta es una de las conclusiones más destacadas del informe elaborador por el instituto, que añade que uno de los objetivos es «conocer las condiciones de trabajo que pueden estar asociadas con la aparición de enfermedades profesionales, así como obtener información sobre los riesgos para poder actuar sobre ellos en ese puesto de trabajo y en otros con condiciones de trabajo parecidas donde es probable que pudieran desarrollarse enfermedades similares». 

Por último, el informe concluye que la mayoría de las patologías estudiadas fueron de carácter leve con pronóstico y evolución favorable. Esto se debe a que un número elevado de los casos investigados cursaron mayoritariamente sin baja laboral. 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Estas son las enfermedades profesionales que más afectan a los asturianos