La UE y Marruecos renuevan su pacto de pesca incluyendo las aguas saharauis

Rabat y Bruselas consultarán a la comunidad local para sortear obstáculos legales

.

bruselas / corresponsal

Tres meses y una semana. La UE y Marruecos han conseguido renovar su acuerdo pesquero en un tiempo récord. A pesar de las reticencias y de los corsés legales impuestos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), las dos partes anunciaron ayer el retorno de la flota comunitaria a las aguas marroquíes. Y también a las saharauis. Fuentes comunitarias confirman que el caladero del Sáhara Occidental formará parte del acuerdo, a pesar de que el TJUE concluyó en una sentencia el pasado mes de febrero que las aguas de esa zona no estaban cubiertas por el protocolo. ¿Por qué? Porque el Sáhara sigue siendo un territorio pendiente de descolonización y la UE no reconoce la soberanía de Marruecos sobre la región. Bruselas insiste en que la solución acordada con Rabat se ceñirá a la ley: «Se optimizarán los beneficios para las poblaciones locales y de las zonas en cuestión con respeto a los principios de gestión sostenible de los recursos pesqueros», aclaran para despejar las dudas sobre el parche legal diseñado.

Fuentes europeas aseguran que Marruecos se ha comprometido a consultar a la población local y a evaluar el impacto socio económico «proporcionado» que pueda tener la actividad de los 126 barcos de la UE, 90 de ellos españoles, sobre la comunidad saharaui. Pero, ¿quién se encargará de verificar que las autoridades marroquíes se ciñen a lo pactado? «La UE supervisará esas labores», aclaran las mismas fuentes. 

Trámite complejo por delante

Los buques europeos que tuvieron que abandonar los caladeros marroquí y saharaui el pasado sábado 14 de julio, fecha de expiración, no podrán volver de inmediato a faenar en sus aguas. Por delante queda todavía un complejo y farragoso período de ratificación que podría postergar su entrada en vigor. El sector sigue inquieto. Ayer pidió a la UE y a Marruecos que aceleren los trámites. Los Estados miembro y Rabat se han comprometido a empezar a legislar esta misma semana con el fin de dejarlo listo «lo antes posible». No obstante, la luz verde dependerá en última instancia de la decisión de la Eurocámara, donde no existe una clara mayoría favorable a incluir el Sáhara en el acuerdo pesquero. Los debates en el hemiciclo se han saldado siempre con disputas encendidas sobre el doble rasero de la UE en torno al conflicto saharaui, que interfiere con los intereses económicos de la flota. ¿Se podrían excluir sus aguas para evitar el veto? Nadie lo tiene en mente. No tendría sentido.

Su caladero proporciona el 90% de los recursos pesqueros que obtiene la flota que faena bajo el paraguas del acuerdo de Marruecos. No se puede descartar que el Frente Polisario impugne el acuerdo, como ya hizo en el pasado a través de una organización británica. En ese caso, el Tribunal de Luxemburgo debería pasar una vez más la lupa al renovado acuerdo y pronunciarse sobre su ajuste legal. En sus manos está que la flota se vea obligada a abandonar definitivamente el caladero. Por ahora, respiran tranquilos.

Caladeros alternativos y ayudas en tanto los barcos no pueden volver a Marruecos

El ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, mostró ayer su satisfacción por la conclusión del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos, una negociación en la que España ha tenido un papel importante, no en vano Austria, presidente de turno, cedió a Madrid la cabecera en el grupo de trabajo del Consejo de Ministros para concluir el pacto. El protocolo permitirá faenar a 108 barcos -en el anterior período eran 126-, de los que casi cien son andaluces, canarios y gallegos, para los que «se mantiene la misma situación en cuanto a posibilidad de capturas y licencias». Pero antes debe pasar el filtro del Parlamento y ese trámite no será inmediato. Por eso, según anunció Planas, el Gobierno aprobará con la mayor celeridad posible ayudas para los armadores y tripulantes afectados por la paralización temporal, además de la búsqueda de caladeros alternativos. 

Gestión sostenible

También la patronal pesquera Cepesca se lanzó ayer a aplaudir la renovación del acuerdo y el protocolo de pesca con Marruecos, aún sin conocer los detalles. «Estamos muy satisfechos de que finalmente las partes hayan logrado encontrar consenso para alcanzar un acuerdo y definir un nuevo protocolo que permita a la flota española continuar desarrollando su labor pesquera y contribuir al desarrollo de una gestión pesquera sostenible», señaló Javier Garat, secretario general de Cepesca.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La UE y Marruecos renuevan su pacto de pesca incluyendo las aguas saharauis