Los asturianos se enchufan al coche eléctrico

La patronal AEDIVE considera que la región tiene capacidad para «tomar el liderazgo» industrial, tecnológico y de servicios en la movilidad eléctrica

Recarga de un coche eléctrico
Recarga de un coche eléctrico

Redacción

La evolución del sector del coche eléctrico ha sido lenta pero segura en Asturias en los últimos años. Y los expertos auguran un fuerte crecimiento a medio plazo. La patronal del sector considera que la región tiene mimbres para «liderar» la actividad a nivel nacional, aunque para ello necesita el desarrollo de una infraestuctura que a día de hoy tiene carencias importantes. El objetivo es duplicar en 2019 el número de vehículos eléctricos que circulan por la región.

Para que la consolidación del sector eléctrico sea una realidad es necesario que este sea competitivo, y para ello hace falta el aumento de los puntos de recarga. Arturo Pérez de Lucia, Director Gerente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) señala que en la actualidad existen diez puntos de carga rápida en Asturias, de los cuales cuatro están operativos y el resto en fase de instalación. El plan de Movilidad Eléctrica de la región, impulsado por la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN) con la Consejería General de Minería y Energía y con el apoyo y asesoramiento de AEDIVE, contempla que finalmente sean once los puntos de estas características que se implanten en el Principado. 

La carga rápida es la que se ha impulsado en la Mesa Regional del Vehículo Eléctrico de Asturias, en la que AEDIVE ha trabajado con el Gobierno de Asturias, la FAEN y empresas locales como EDP, Phoenix Contact o Efibat. En opinión de todos ellos, y según señala Pérez de Lucía, «con esos 11 puntos de carga rápida se cubre el territorio de la región para poder circular con vehículos eléctricos sin problemas». Se trata de puntos de 50 kilovatios que permiten «recargar el vehículo en 15-20 minutos». «La carga rápida es uno de los mayores retos del mercado porque es la que permite que el vehículo eléctrico no tenga, por decirlo así, fronteras», afirma el responsable de la patronal.

A estos puntos hay que sumar los que tienen una potencia de entre 3,7 y 22 kilowatios, que son los que se emplazan generalmente en el sector terciario (hoteles, restaurantes, centros comerciales, etc...). Desde AEDIVE señalan que en Asturias hay unos 50 puntos puntos de carga pública normal en el sector terciario. «La carga de oportunidad es una carga complementaria a la carga vinculada (la que se hace en el hogar o lugar de trabajo) y que es la principal recarga del vehículo», explica Pérez de Lucía.

Oportunidades en Asturias

«La evolución del sector en los últimos años ha sido lenta en la región de Asturias», reconoce el director gerente de AEDIVE. No obstante, «esta comunidad autónoma puede convertirse en la primera cero emisiones en su movilidad en España debido a su extensión, ubicación geográfica y territorial, al tiempo que puede tomar el liderazgo industrial, tecnológico y de servicios en la movilidad eléctrica, entendida esta no solo como instrumento de movilidad sostenible sino también como eje de eficiencia energética en el impulso de las energías renovables, el almacenamiento energético, la generación distribuida y el autoconsumo», añade.

Actualmente hay unos 300 vehículos eléctricos en Asturias de diferente tipología (turismos, furgonetas, camiones, autobuses, motocicletas, ciclomotores, quads...) entre eléctricos puros e híbridos enchufables. «De estos, en torno a 60 se han matriculado en el primer semestre de 2018», apunta Pérez de Lucía, quien considera que «sin duda, con el plan estratégico de infraestructuras impulsado por el Gobierno regional, estas cifras se podrán duplicar en 2019 y más aún teniendo en cuenta que regiones aledañas como Cantabria y Castilla y León están trabajando también en el despliegue de un mallado de infraestructura de recarga rápida que permita eliminar la barrera de la ansiedad de autonomía para desplazamientos medios y largos».

En este sentido, recuerdan que Asturias destaca también como «una región con empresas punteras en el impulso de la movilidad eléctrica, donde destacan EDP, Phoenix Contact y Efibat, que están liderando el desarrollo tecnológico e industrial en este mercado, asociado al desarrollo de fuentes de energía renovable». Por ello, el 9 de octubre tendrá lugar en el Centro Niemeyer de Avilés la primera Jornada Internacional de Tecnología de carga ultrarrápida para vehículos eléctricos, donde entre otras cosas se analizará el potencial de un corredor atlántico de carga rápida que una Francia y Portugal a través de España por las regiones del País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia.

El golpe al diésel

La llegada al Gobierno del equipo de Pedro Sánchez ha cambiado las reglas del juego en cuanto a movilidad. El Ejecutivo ha declarado la guerra al diésel con el anuncio de una subida del precio hasta igualarlo con el de la gasolina. Esto se ha traducido en una caída de las ventas de vehículos con este tipo de combustible. Un ejemplo son los datos del mes de junio. En Asturias se vendieron ese mes 1.679 vehículos, de los que 1.043 eran de gasolina y 636 diésel. Hasta hace unos meses se vendían en la región muchos más coches diésel que gasolina. Este nuevo contexto abre un abanico de posibilidades para los coches eléctricos, aunque para ello es imprescindible el desarrollo de toda esa infraestuctura de puntos de recarga rápida.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Los asturianos se enchufan al coche eléctrico