Las camareras de piso logran el reconocimiento de sus enfermedades profesionales

Las mutuas tendrán que incluir patologías que sufren en manos y brazos por su tipo de trabajo

.

redacción / la voz

Las camareras de piso -conocidas popularmente como kellys- han logrado uno de sus objetivos históricos. El Ministerio de Trabajo ha acordado con los agentes sociales y las comunidades autónomas la emisión de una resolución para que las mutuas reconozcan las enfermedades profesionales de este colectivo cuanto antes. La Mesa del Empleo de Calidad en la Hostelería ha aceptado el reconocimiento de enfermedades «relacionadas con determinados movimientos repetitivos en brazos y manos propios de su trabajo».

Para que el avance logrado por las kellys se haga vigente, se debe modificar el Real Decreto 1299/2006, que aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el Sistema de la Seguridad Social. Por eso, la resolución emitida ayer tiene como objetivo que «el acuerdo se implante cuanto antes».

Además de las lesiones en las manos o brazos, se esté valorando añadir una lista complementaria con dolencias padecidas por trabajadores del sector que puedan tener un origen profesional como las dorso-lumbares, cervicales o hernias.

Asimismo, el ministerio ha acordado elaborar un grupo de trabajo que analice y presente medidas dirigidas a la cualificación profesional. En materia de prevención de riesgos laborales, se ha propuesto la elaboración de una guía práctica para evaluar los riesgos en el sector de la hostelería «que atiende de forma singular a riesgos ergonómicos y psicosociales (cargas físicas y mentales)», según el acuerdo al que han llegado.

Así funcionan Las Kellys

El grupo autónomo de camareras de piso nació a través de las redes sociales en el año 2014. Empleadas de este sector se fueron uniendo en Internet y en el año 2015 comenzaron a agruparse por territorios. «Vimos que al unirnos por encima de preferencias políticas personales el debate sobre nuestra situación laboral se hacía mucho más público», afirma la comunidad de trabajadoras en su web.

Un año más tarde decidieron constituirse como asociación. Desde este momento, no solo son apodadas, sino que también son reconocidas como una entidad legal: Las Kellys.

Actualmente, este grupo cuenta con ocho organizaciones territoriales: Barcelona, Madrid, Benidorm, Cádiz, Fuerteventura, La Rioja, Lanzarote y Mallorca.

Entre sus objetivos, además del de que se les reconozcan las enfermedades profesionales, está el de optar a una jubilación anticipada, «que se establezcan coeficientes reductores para tener pensiones decentes», expone el grupo. También luchan contra la externalización, especialmente contra la que se produce en su sector. Para esto piden una modificación del Estatuto de Trabajadores que garantice una contratación igualitaria.

Bajo el lema «Por ti, por ti, por ti, Las Kellys están aquí» en los últimos meses se puede encontrar a la asociación en diferentes movilizaciones.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Las camareras de piso logran el reconocimiento de sus enfermedades profesionales