La ministra de Industria dice que el impuesto del diésel es un «globo sonda» poco después de que Sánchez lo anunciara

El presidente del Gobierno había asegurado esta mañana que estará incluido en los Presupuestos de 2019

Maroto califica el impuesto al diésel de «globo sonda» Contradice así a Pedro Sánchez que esta mañana lo confirmaba para 2019

Santander

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha dicho hoy que «se ha hablado mucho del impuesto del diésel, pero el Gobierno todavía ni siquiera lo ha anunciado», y ha considerado que «se ha hecho un globo sonda». Una palabras que ha pronunciado hoy y poco después de que el presidente del Gobierno dijese en una entrevista en la cadena Ser que los Presupuestos de 2019 incluirán un impuesto al diésel. 

«Se ha hablado mucho del impuesto del diésel, pero el Gobierno todavía ni siquiera lo ha anunciado. Vamos a esperar», ha dicho Maroto a los periodistas tras inaugurar el 32º Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones en Santander, organizado por Ametic.

«Se ha hecho un globo sonda, pero nosotros estamos trabajando con el sector de forma muy coordinada, pensando en la industria y también en los consumidores. Hasta ahora las medidas que hemos tomado son buenas para el sector», ha añadido.

Las declaraciones de la ministra se han producido el mismo día y tan solo un poco después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya avanzado hoy en la SER que el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 sí contemplará un impuesto al diésel y otro a las transacciones financieras.

«Todo lo que tenga que ver con transición energética y sostenibilidad del país como la movilidad privada, que es altamente contaminante, tendrá su traducción en una subida de este impuesto», ha dicho Sánchez, tras indicar que no afectará a los profesionales del transporte.

La ministra ha pedido que se deje trabajar al Gobierno y ha asegurado que su agenda para el sector del automóvil «es una agenda que va a sumar» y «que va a ser muy buena para este país».

Ha asegurado que el Gobierno está trabajando con el sector del automóvil, definiendo «una agenda estratégica», en la que se está hablando de «todo», como la movilidad sostenible y el contrato de relevo para modernización de plantillas en las empresas.

Los renglones quebrados de Pedro Sánchez

T. N.

La premura de su llegada al poder y la debilidad parlamentaria de los socialistas han hecho que el Gobierno se vea obligado a rectificar y corregir sobre la marcha sus iniciativas políticas

La llegada al Gobierno le pilló a Pedro Sánchez con el pie cambiado y sin las fuerzas necesarias para tamaña empresa. Presentó la moción de censura forzado por las circunstancias y sin grandes esperanzas. Contra todo pronóstico, triunfó y entonces llegaron los problemas. Porque no tenía un programa pensado para gobernar. Porque su debilidad parlamentaria era, y sigue siendo, extrema. Porque su empeño en no atarse en compromisos políticos que lo hipotequen de cara a las próximas citas electorales merma considerablemente su margen de maniobra en las Cortes. Sánchez gobierna con un ojo puesto en las elecciones. Por mucho que hable de agotar la legislatura, sabe que eso es prácticamente imposible, y solo busca el momento que le resulte más oportuno para convocarlas. Y como él, están los demás. Todos los partidos se han colocado ya en modo electoral, así que la tensión y el enfrentamiento político crecerán exponencialmente en el futuro. Sin pausa, sin tregua. En medio de esta tempestad, Sánchez pilota la nave del Gobierno dando bandazos, a merced de las ráfagas de viento que le empujan por todos los puntos cardinales.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La ministra de Industria dice que el impuesto del diésel es un «globo sonda» poco después de que Sánchez lo anunciara