Cambios en la ITV: este lunes empieza a comprobarse el funcionamiento de los sistemas de control de emisiones

El protocolo se aplicará a coches fabricados a partir del 2006

Así se calcula el consumo y las emisiones de un coche El ciclo de homologación NEDC, que ofrecía datos poco fiables será sustituído por el WLTP a partir del 1 de septiembre. Con él las pruebas de conducción serán en carretera y ya no habrá diferencias entre el consumo anunciado por la marca y el real.
Europa Press

Las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) tienen la obligación desde este lunes 10 de septiembre de trabajar con los nuevos dispositivos de lectura OBD, que comprobarán el funcionamiento de los sistemas de control de emisiones (E-OBD).

La lectura E-OBD, un protocolo que se aplicará a coches fabricados a partir del 2006 (vehículos ligeros Euro 5 y Euro 6 y vehículos pesados Euro VI), constituye una prueba complementaria (no sustituye) a las convencionales de gases de emisión/opacidad, que se seguirán realizando pero adaptándolas a las nuevas tecnologías. En el caso de ser rechazado el vehículo por defectos en la lectura de la centralita E-OBD, no será necesaria la realización del test de emisiones.

Alberto Zalvide, director gerente de SyC-Applus, empresa que gestiona las estaciones de ITV en Galicia,, explicó que la novedad se refiere al control de los gases contaminantes. Desde hoy se hace una nueva prueba mediante el sistema OBD, que lee el sistema de diagnóstico electrónico del vehículo. Si en ese control se detectan fallos ya no se hace la prueba tradicional de emisión de gases y la inspección se declara desfavorable.

Esa prueba solo se hará a vehículos con motores Euro 5, Euro 6 y Euro VI, es decir que han sido matriculados a partir del 2011. También se hará la prueba a vehículos pesados matriculados a partir del 2015.

 El Real Decreto que regulará en España la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en los próximos años entró en vigor el pasado mes de mayo, aunque no ha sido hasta el actual mes de septiembre cuando lo ha hecho otros de los principales cambios: la posibilidad de repetir en otra estación si se suspende.

Los conductores pueden ahora pasar la revisión antes de la fecha prevista hasta con 30 días de antelación, siempre que dicho adelanto no supere el mes, al tiempo que las segundas inspecciones pueden realizarse en cualquier estación (siempre que se disponga de los datos de los defectos de la primera). En cuanto a la revisión del kilometraje, las estaciones de ITV continuarán anotándolo y deberán comprobar además que no exista una evidente manipulación del cuentakilómetros, o que no se encuentre claramente fuera de servicio.

Valora este artículo

1 votos
Tags
ITV
Comentarios

Cambios en la ITV: este lunes empieza a comprobarse el funcionamiento de los sistemas de control de emisiones