Un fondo holandés anuncia la compra de la dueña de la Autopista del Huerna

Fuentes del sector aseguran que la operación contaría con el apoyo de Liberbank

La autopista del Huerna.La autopista del Huerna
La autopista del Huerna
Agencias
Redacción

APG, el principal fondo de pensiones holandés, es el nuevo socio mayoritario de la empresa matriz de la autopista del Huerna. APG acaba de comunicar un acuerdo alcanzado junto Corsair Capital, la actual líder del accionariado de Itínere, para alcanzar el 59,2 % de las acciones de la sociedad a la que pertenece Aucalsa.

Corsair ha sumado el apoyo del fondo holandés APG para plantear una contraoferta por Itínere y tratar así de contrarrestar el acuerdo de compra que Globalvía alcanzó en julio con varios accionistas de esta empresa española de autopistas para hacerse con su control. Así lo indicó APG en un comunicado, en el que asegura que los dos fondos ya tendrían garantizado el control del 59,2% del capital de Itínere, frente al 55,6% que sumaría Globalvía con su compra a dichos socios.

Toda vez que Corsair, como actual primer accionista de Itínere, ya cuenta con un 38% de su capital, la contraoferta lanzada con APG estaría contando con alguno de los socios de la compañía de autopistas.

El resto de socios de Itínere son Abanca, con una participación del 23,81%, Sacyr con otro 15,5%, Kutxabank con el 16,3% y Liberbank con el 5,8% restante. En fuentes del sector indican que Corsair y APG estarían sumando los porcentajes de Liberbank y Sacyr.

No obstante, Sacyr asegura que no ha alcanzado acuerdo alguno con Corsair y APG. Asimismo, en fuentes del grupo indicaron a Europa Press que analizará con su departamento jurídico todos los escenarios legales que se abren a partir de ahora ante esta pugna por el control de Itínere.

La constructora que preside Manuel Manrique, Abanca y Kutxabank son son los tres socios que tienen firmado desde julio un acuerdo de venta a Globalvía de sus participaciones en Itínere que, conjuntamente, suman un 55,6%, por un importe de 723 millones de euros.

En fuentes conocedoras de este acuerdo indicaron a Europa Press que el pacto incluye una cláusula penal por la que estos tres socios tendrían que pagar 100 millones de euros a Globalvía en caso de que rompieran el pacto de compraventa.

A pesar del acuerdo, Corsair habría no obstante decidido ejercer el derecho de compra que tiene sobre Itínere y plantear una oferta de compra alternativa, para lo que ha sumado el apoyo de APG, según ha anunciado este lunes, fecha en que acababa el primer plazo para contraorfertar.

No obstante, los fondos aún cuentan con un periodo de quince días en el que el consejo de Itínere, controlado por Corsair, puede en su caso identificar un comprador que considere más óptimo que Globalvía.

Con esta pugna de ofertas y contraorfertas por Itínere se abre un nuevo capítulo en el proceso abierto por Sacyr, Abanca y Kutxabank hace años para tratar de vender sus participaciones en la compañía.

Las reticencias y el bloqueo que Corsair planteó inicialmente a esta desinverión incluso llevó a los tres accionistas a plantear el pasado año un arbitraje ante la Cámara de Comercio de Madrid.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Un fondo holandés anuncia la compra de la dueña de la Autopista del Huerna