Andorra procesa a los presuntos receptores de sobornos de Duro Felguera

La juez acusa a los exviceministros chavistas de blanquear dinero en entidades del Principado de los fondos obtenidos por la trama

. Sede central de Duro Felguera en el Parque Científico Tecnológico de Gijón.
Sede central de Duro Felguera en el Parque Científico Tecnológico de Gijón.

Redaccion

La trama en la que están implicados varios antiguos miembros de los primeros gobiernos de Hugo Chávez en Venezuela, por recibir sobornos de varias empresas, entre ellas la asturiana Duro Felguera, ha llegado a los tribunales de Andorra donde también se está investigando la implicación de entidades bancarias del principado para el lavado de dinero. Un juzgado de Andorra inició esta semana el procedimiento contra los exviceministros de Energía de Venezuela Nervis Villalobos y Javier Alvarado a quien acusa de blanqueo de capitales y de formar parte de una red que, según la Fiscalía General de Venezuela, pudo llegar a sumar hasta 4.200 millones de euros cobrando comisiones de hasta el 10% a las empresas que querían hacer negocios con la petrolera estatal.

De forma paralela a la investigación en Andorra, en España (donde fueron detenidos los exviceministros) permanece abierta una causa en la que también están imputados el presidente de Dureo Felguera , Ángel Antonio del Valle, y a otros ocho personas físicas y jurídicas por presuntos delitos de cohecho internacional y blanqueo de capitales. Además de contra Del Valle, el Ministerio Fiscal también se ha querellado contra su predecesor en el cargo, Juan Carlos Torres Inclán. La compañía que dirige Del Valle cerró tres contratos entre 2008 y 2011, el primero de 21 millones de euros, firmado en diciembre de 2008 con el presidente de Técnicas Reunidas (Terca), Luis Barrios Melean, al que considera testaferro de Villalobos, quien «no podía aparecer formalmente por incompatibilidad con su anterior desempeño del cargo». Paralelamente, las partes suscribieron un segundo contrato por valor de 45,5 millones de euros en concepto de los servicios de asesoramiento y asistencia técnica prestados por Terca a Duro Felguera para la construcción de una central termoeléctrica en la capital bolivariana, que fueron abonados a cuenta en diversos bancos con sede en Suiza. En 2011, Terca «debido a la imposibilidad de continuar prestando los servicios acordados» cedió todos los derechos y obligaciones contractuales a Ingeniería Gestión de Proyectos de Energía, sociedad de la que son directores y copropietarios Villalobos y su mujer, Milagros Coromoto Torres, contra quien también se dirige la querella.

El pasado mes de mayo la Policía Judicial realizó un registro en la sede de Duro Felguera en Gijón para requerir información sobre las actividades realizadas por la empresa en Venezuela. La empresa comunicó entonces que «no existe responsabilidad por los hechos objeto de la investigación y siempre ha mostrado voluntad de colaborar en el marco de las diligencias abiertas». 

La jueza andorrana investiga si Nervis Villalobos movió a través de una decena de depósitos en Andorra 124 millones de euros, según los datos aportados por la Policía del Principado y cree que la trama se sirvió de la infraestructura diplomática de Venezuela para captar empresarios que, tras el pago de sobornos, conseguían los contratos. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Andorra procesa a los presuntos receptores de sobornos de Duro Felguera